mujeres fortalecidas

Durante dos jornadas (25 y 26 de noviembre), de debate y análisis sobre los niveles de violencia que la sociedad y autoridades ejercen sobre las mujeres que ocupan algún cargo político, las participantes del Primer Encuentro de Concejalas y Alcaldesas de Bolivia, aseguran estar fortalecidas y pretenden transmitir sus experiencias a las futuras generaciones que asumirán cargos en la administración pública.

El encuentro que reunió a más de 70 autoridades generó un espacio para el intercambio de experiencias, además de establecer problemas comunes que tuvieron que afrontar al ser las primeras mujeres que ingresaron a ocupar el 50 por ciento de representación en los gobiernos municipales.

“Definitivamente todos los testimonios y experiencias tuvieron un punto en común, que es la violencia en su espacio de trabajo como ante la sociedad, relación con los varones autoridades. Todas, en esta etapa en algunos casos por primera vez; en esta experiencia, gracias a la inclusión de todos los ciudadanos, creemos que esta fue una experiencia cargada de violencia para la mayoría de nosotras”, dijo la alcaldesa Rossío Pimentel, anfitriona del encuentro.

Tres ejes temáticos, se analizaron en el encuentro: Gobernabilidad, aplicación de la Ley 348 y experiencias exitosas, donde varias coincidieron en que aún existen diferencias en tema de género, pidieron que exista mayor sensibilidad o capacitación para las autoridades varones para que se aborden la temática de la mujer desde otra perspectiva.

Según el director de Igualdad de Oportunidades del Municipio, Jorge Coca, quien estuvo como moderador, el común de las mujeres ediles, tropezaron con los mismos temas al tratar de implementar la política pública, al llegar a estos espacios en lo que es violencia.

En cuanto a la Ley 348 Integral para garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, muchas autoridades aún desconocen las atribuciones que tienen los gobiernos locales en cuanto a esta norma, para su aplicación.

Por su parte la concejala de Tarija, Delia García, explicó: “Son 250 casos denunciados a la Asociación de Concejalas de Bolivia (Acobol), de mujeres que están suspendidas de sus cargos, de las cuales solo una ha vuelto a su fuente laboral. ¿Qué de las 249?, que aún nos falta esclarecer, por eso pedimos al gobierno una justicia verdadera”.

Para mediados de diciembre el Municipio de Oruro, entregará la memoria de este evento, con fotografías y el testimonio de cada una de las participantes para que las próximas autoridades conozcan todo lo que se trabajo en tema de políticas en defensa de la mujer y la erradicación de la violencia.

fuente:http://lapatriaenlinea.com

Deja un comentario