“Hace más de un año que hablamos y reclamamos a las autoridades que puedan adquirir más máquinas para hemodiálisis, pero no somos escuchados, en vez de mejorar cada día estamos peor con ese servicio”, dijo a los periodistas.

Agregó que de las siete máquinas que se tienen en el hospital San Juan de Dios, dependiente de la Gobernación, solo funcionan cinco; mientras que la Alcaldía de Tarija cuenta con nueve en el centro de San Andrés, pero no alcanzan para cubrir a todos los que necesitan realizarse la hemodiálisis.

“Cada día por medio, cuatro horas por día, debemos hacernos la hemodiálisis, ahora nos hacen dos y tres horas no nos sacan lo que deben sacar. Somos 250 enfermos renales, nos dicen están en listad de espera, pero en diálisis no hay espera, esperan que uno muera para que entre el otro”, agregó.

Cuestionó a la Alcaldía de Tarija por no cumplir la Ley 475, que les faculta a los municipios, en caso de colapsar los centros públicos, firmar convenios con clínicas privadas para la atención de los enfermos renales.

“Tenemos en Tarija máquinas en la clínica Yapur, pero cobran 1.000 bolivianos por sesión. A los de la Alcaldía no les da la gana de firmar un convenio a pesar de tener una ley”, manifestó.

Fuente: www.elpaisonline.com

Deja un comentario