El Juzgado Primero de Instrucción Cautelar en lo Penal determinó enviar a la cárcel de Miraflores con detención preventiva a la ciudadana Graciela C. T., acusadas por el delito de trata de personas en grado de complicidad, en el caso de la pareja desaparecida de Carla Bellot y Miguel Cañisaire.

La pareja desapareció la noche de Año Nuevo, después de asistir a la discoteca Planta Baja en La Paz. 

Graciela es acusada porque desde el 3 de enero utilizó el teléfono celular de Bellot, según el cruce de llamadas realizado por el Ministerio Público. Su hermana Olga también fue detenida,  pero su audiencia será aparte.

Según la Policía, las hermanas estarían vinculados a delitos, puesto que se dedicarían a comprar objetos robados.

El juzgado determinó que la segunda imputada por este caso, Jhoselin Q .V., cumpla detención domiciliaria. La joven con residencia en Oruro está acusada porque usó el chip con el número correspondiente a Cañisaire.

El abajado de Jhoselin, Andrés Zúñiga, destacó que en media audiencia el Ministerio Público cambió de opinión y dejó de pedir la detención de su defendida, en virtud  a una investigación objetiva.

 

Fuente: Erbol

Deja un comentario