Erwin Peredo renuncia a la presidencia de Blooming y ahonda la crisis de la institución cruceña. Las deudas se hicieron insostenibles y los jugadores del primer plantel no trabajan porque pretenden cobrar dos meses de salarios.

Anoche, el directorio de Blooming se reunió y Peredo les comunicó su decisión, además decidieron que Jerjes Justiniano se haga cargo del club con la misión de apalear las deudas.

Los jugadores no se presentarán más a trabajar y presentaron una demanda coletiva ante los Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) que les contrató un preparador físico para que no sean perjudicados.

“Estan entrenando fuera del club y reactivaron la demanda porque habían pedido un tiempo porque creyeron en la palabra de la dirigencia”, dijo David Paniagua, responsable de Fabol.

Agregó que “no tienen la obligación de presentarse porque hay deudas más de tres meses, pero trabajan con un profesional para no perder el aspecto físico”.

Por su parte, los jugadores admitieron que no existe confianza en la palabra de las dirigencia y solo volverán cuando se les cancele dos sueldos.

fuente:http://www.erbol.com.bo

Deja un comentario