El partido entre Bahía y Vitoria de Brasil terminó en un lío mundial: hubo piñas entre los jugadores  y nueve expulsados, cinco de ellos de Vitoria. El árbitro, como dice el reglamento, lo dio por finalizado y el resultado terminó 3-0 a favor de Vitoria cuando en la cancha iban 1-1.

El clásico entre Bahía y Vitoria terminó en un escándalo monumental. Estaban 1-1 cuando el árbitro del encuentro decidió dar por terminado el partido a raíz de que Vitoria se había quedado con seis jugadores, algo que no está permitido por el reglamento: en total vieron la roja nueve hombres y, al no tener la cantidad de futbolistas necesarios para seguir, el juez suspendió las acciones y le dio por ganado el partido a Bahía.

El momento más caliente del choque se dio después del empate de Bahía. Vinicius, autor del tanto, se fue a festejarlo contra la tribuna del equipo rival y todo terminó en una batalla campal que quedó registrada por las cámaras.

No es la primera vez que algo así sucede: en mayo del año pasado, en el marco de la semifinal de la Copa Nordeste. Bahía venció a Vitoria por 2-0 y obtuvo el boleto para el partido decisivo, pero lo más significativo fue que los jugadores armaron una batalla campal en el Arena Fonte Nova. Otro papelón más.

FUENTE: Olé

Fuente: Erbol

Deja un comentario