El Ministerio de Asuntos Exteriores de España determinó destituir a  Juan Ignacio Álvarez-Gortari, quien se desempeñaba como cónsul en Santa Cruz de la Sierra. El diplomático español deja su cargo luego que se destapó un caso relativo a una presunta venta ilegal de visados y pasaportes.

El diario español El País informó que Álvarez-Gortari fue relevado por pérdida de confianza y mala gestión ante la trama de tráfico de visados descubierta en ese consulado y que ha supuesto la detención de seis personas. Se presume que cerca de 100 personas fueron estafadas y hay un fraude de al menos $us 150.000.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha determinado cerrar los servicios en el consulado de Santa Cruz de la Sierra y los trámites están siendo gestionados desde La Paz.

Álvarez-Gortari rechazó esa versión y culpa a sus superiores de no hacerle caso con las medidas que propuso cuando comprobó la gravedad de la situación. Sostiene que promover su cese sin haber hecho antes una inspección le parece arbitrario y no la forma adecuada de actuar.

Según la investigación, los visados se tramitaban ilegalmente en una serie de agencias de viajes de Bolivia que prometían la consecución de los papeles con la compra de los pasajes aéreos a España a cambio de dinero.

Los interesados en los visados ilegales pagaban el soborno a la prima del cerebro de la trama, Alexis Chavez, que trabajó en 2015 en ese consulado, y luego le daba el dinero a los dos empleados bolivianos detenidos. El anterior cónsul, que estuvo en la zona entre 2014 y 2017, ya dejó constancia en informes internos de la corrupción con este tipo de documentación, señala la publicación del El País. (05/03/2018)

Fuente: La Razon

Deja un comentario