La exdirectora de la Dirección General de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi), Mirtha Jiménez, fue enviada con detención preventiva a la cárcel de Palmasola de Santa Cruz, acusada de irregularidades en su gestión.

La Fiscalía acusó a Jiménez por la pérdida de al menos 1,5 millones de dólares al oponerse a la monetización de más de 8 mil toneladas de arroz que fueron incautadas al norteamericano Jacob Ostreicher, por lo que un juez dispuso enviarla a la cárcel, según publica El Deber.

Jiménez fue destituida del la Dirección de Dircabi debido a que se descubrió una red de corrupción al interior de esta entidad estatal. El Gobierno la vinculó con el prófugo Gabriel Moreno, acusado de ser principal responsable de la desaparición de bienes incautados.

Tras su audiencia de medidas cautelares, la exdirectora de Dircabi denunció que es víctima de una venganza. Si me callé fue por respeto al ministro y al presidente. Pero si algo le pasa a mi hijo o a mí, voy a responsabilizar a quienes me están haciendo esto, dijo Jiménez, citada por el matutino cruceño.

Fuente: Erbol

Deja un comentario