La exportación de oro alcanzó los 748 millones de dólares entre enero y septiembre de este año, lo que apunta a que se podría superar la cifra exportada en 2012 cuando se llegó a 1.212 millones de dólares en medio de una creciente actividad ilícita en la región de Mayaya-Teoponte, en La Paz.

Según el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, lo exportado al mes de septiembre va camino a consagrar un nuevo récord exportador en la historia de la minería en Bolivia. La mayor exportación en oro se había consagrado en el año 2012, manifestó.


Sin embargo, paralelamente, crece la actividad ilícita tanto en la extracción como en la comercialización de oro, principalmente en La Paz. Son empresas considerablemente grandes y hacen minería casi a mediana escala. De ahí que hay minería ilegal y por lo tanto comercialización ilegal, sostuvo el secretario general de la Federación de Cooperativas Mineras Auríferas del Norte de La Paz (Fencoman), Ángel Ergueta.


Sostuvo que existen más de 50 comercializadoras de oro en La Paz, pero que sólo cinco de ellas trabajan de manera legal. En ese departamento existen 1.100 cooperativas mineras que se dedican a la extracción de oro y producen entre 10 y 12 toneladas al año.


Del 100 por ciento de la producción, el 94 por ciento la producen las cooperativas, de ahí la importancia de que nosotros como federaciones estamos preocupados y le estamos poniendo el hombro a esto de hacer el control, indicó.


Erqueta manifestó que el oro ilegal que se produce en Bolivia sale directamente a Brasil, Chile y Paraguay. Tenemos conocimiento de que en el lado del occidente hay gente nueva que está haciendo el acopio de oro y en el lado de La Paz también hay peruanos que se dedican a esto, manifestó.


Según el presidente de Fecoman, Felipe Ochoa, con el objetivo de lucha en contra del contrabando de oro, se suscribirá un acuerdo con el Ministerio de Minería para realizar el control de la venta por parte de las comercializadoras y en los sectores fronterizos por los que sale el metal precioso evadiendo todo control.


Sin embargo, el Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom) sostiene que los problemas con el control de la comercialización del oro no sólo se dieron por las personas naturales, sino por la carente legalidad en la que ingresaron las propias cooperativas para rendir cuentas.


Ciudadanos chinos


Por otra parte, Ochoa expresó su preocupación por la presencia de ciudadanos chinos que explotan oro en áreas del norte paceño y Alto Beni. Algunos detenidos fueron liberados, pero sin esclarecer de forma verídica la situación de los mismos y el porqué de la explotación de extranjeros en áreas bolivianas.


Nosotros, los cooperativistas, estamos trabajando legalmente, nos hacen el control respectivo, cumplimos con todo, somos controlados. Ahora resulta que hay ciudadanos chinos que están trabajando ilegalmente y estamos muy preocupados porque no los controlan, indicó.


Añadió que por las condiciones ilegales de extracción de oro también hay afectación al medio ambiente. A nosotros nos afecta, nosotros no estamos haciendo contaminación del medio ambiente, a nosotros nos controlan las autoridades del medio ambiente, dijo.


 


DATOS


Hay cooperativas que operan de forma ilegal. El director del Senarecom, Jhonny Maldonado, en su oportunidad señaló que de las 1.000 cooperativas auríferas, soló 126 estarían registradas en la entidad. Recordó que la Ley 535 de Minería obliga a las cooperativas registrarse ante el Senarecom.


Fencomin rechaza la postura de Fecoman. Según el vicepresidente de la Federación de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin), la postura que asumió Fecoman responde a una quiebre interno que tienen con el sector, por lo que cuestionan su accionar.


Antecedentes en el río Madre de Dios. Según una investigación realizada por el Cedib, la explotación de oro se realiza desde la década de 1980 a lo largo de todo el río Madre de Dios, donde existen 45 concesiones otorgadas para la extracción legal.


Lucha contra el tráfico de oro en fronteras. En el Gabinete Biministerial que se llevó a cabo en 2016 en Sucre, Bolivia y Perú acordaron trabajos conjuntos para reducir el tráfico ilegal de oro en la zona fronteriza. La ruta que sigue la extracción ilegal de oro en Perú también comprende a Bolivia.


 


ANÁLISIS


Gary Rodríguez. Gerente del IBCE


Bolivia es una exportadora neta de oro


Según datos del INE procesados por el IBCE, las exportaciones de oro en sus diferentes formas, entre enero y septiembre de 2017, han totalizado 748 millones de dólares, eso significa un 24 por ciento más que los 605 millones de dólares que en igual periodo había registrado el país por la venta de oro.


En términos de valor, el crecimiento es del 24 por ciento y, en términos de volumen, el crecimiento es de 18 por ciento, esto significa que entre el año pasado y ahora ha habido una mejora en la cotización de este metal precioso.


Decir también que desde el punto de vista del comercio exterior Bolivia es una exportadora neta de oro en sus diferentes formas, ya que al mes de septiembre del presente año las importaciones en este rubro apenas suman 32 millones de dólares.

Algo importante para significar es que el oro es uno de los más importantes minerales dentro de la canasta de ventas del país junto con el zinc y con otros tradicionales como el estaño, la plata y el wolfran.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario