La extradición del narcotraficante mexicano Joaquín Guzmán Loera a Estados Unidos tardará por lo menos un año, pero si sus abogados realizan una defensa combativa el proceso podría prolongarse hasta cuatro o seis años, dijo este lunes (11 de enero) la fiscalía federal de México.

“Por lo menos un estimado que yo podría dar puede ser de un año en adelante”, dijo a Radio Fórmula José Manuel Merino Madrid, director de Asuntos Internacionales de la fiscalía.

fuente:http://www.la-razon.com

Deja un comentario