El futuro tecnológico que se avecina permitirá controlar las luces de casa desde el automóvil y hacer las compras desde la puerta de la nevera, y estará marcado por objetos cada vez más inteligentes y conectados a internet.

Eso fue lo que adelantaron empresas como Ford, Samsung y Bosch en presentaciones a la prensa durante la mayor feria de tecnología de consumo del mundo, el Consumer Electronics Show (CES), que se celebró la semana pasada en Las Vegas (EEUU) y atrajo a unas 3.600 empresas y unos 150.000 participantes de 150 países.

La cita tecnológica en Las Vegas constata también el avance de la realidad virtual, los drones, los televisores de muy alta definición y los aparatos de vestir.

Entre los anuncios destacó la alianza del fabricante Ford con el gigante del comercio electrónico Amazon para conectar el vehículo con el hogar inteligente.

La integración de los coches de Ford con el sistema para el control de hogares inteligentes Amazon Echo hará posible abrir la puerta del garaje antes de llegar a casa y permitiría también controlar las luces del hogar, los termostatos, el sistema de seguridad de la vivienda y otros dispositivos desde el automóvil.

La tecnología de vehículos conectados a la web de Ford, conocida como Sync, se integrará con Echo a finales de este año.

Ford anunció también en Las Vegas que la empresa triplicará el número de vehículos autónomos Ford Fusion Hybrid en California, Arizona y Michigan (EEUU) hasta un total de 30, en un intento por acelerar sus planes para el desarrollo de automóviles sin conductor.

Por su parte, la firma surcoreana Samsung acaparó la atención con una nueva nevera inteligente que incluye una pantalla táctil desde la que se pueden hacer las compras.

Mientras tanto, el fabricante chino Huawei presentó un nuevo celular de gama alta, el Mate 8, que permite, entre otras funciones, grabar 17 horas de video en alta definición e incorpora una cámara de 16 megapíxeles y que busca hacer sombra al teléfono inteligente por excelencia, el iPhone de Apple.

La feria de Las Vegas incluyó el debut de dispositivos que están dando ya mucho que hablar como una ducha con cabezal inteligente que alerta cuando se usa mucha agua o unas zapatillas de deporte conectadas a una aplicación que permite controlar la temperatura del pie y en las que los cordones se atan solos.

A eso se sumó el primer brasier inteligente, el OMbra, desarrollado por una compañía de San Francisco, que permitirá vigilar la actividad física y las constantes vitales de las usuarias, así como un tratamiento de láser, Hairmax, que asegura ser capaz de devolver la fortaleza a los cabellos frágiles.

fuente:http://www.la-razon.com

Deja un comentario