A poco más de un año de haberse inaugurado el sistema electrónico de fichaje en el hospital Viedma, los pacientes no sienten los cambios y todavía realizan largas colas y madrugan para obtener una cita.

Freddy y su esposa intentan consultar con el endocrinólogo desde el pasado viernes, el domingo llegaron a las 20:00 y eran los segundos de la fila. Ayer al mediodía la pareja aún esperaban el sello para ser parte de los 4 pacientes externos o pagantes que se reciben por día.

“Esta igual o más que antes parece que hay más pacientes. Desde el viernes estoy esperando para que lean el electrocardiograma de mi hijo”, aseveró Edwin Zenteno.

El lunes dos médicos especialistas estaban con permiso.

Los adultos mayores son los que más padecen a la hora de la espera. “Se sufre mucho nosotros que somos de la tercera edad, con bastón mire hay que dormir para mañana y a veces ni agarras porque son solo cuatro fichas”, señala Beatriz Escalera, con lágrimas en los ojos  mientras esperaba un cupo para cardiología.

El sistema similar al de los bancos pretendía atender a 500 pacientes en tres horas.

Mientras tanto la directora del Viedma, Daysi Rocabado, indicó “indudablemente este sistema está funcionando, se han reducido los tiempos en la atención”.

Ante el reclamo de los pacientes  aseveró que “siempre existirán quejas”.

Según la información que brindó el personal de atención se reparten ocho  fichas cuatro del seguro Spam y cuatro externas para las especialidades de medio tiempo, y 16 para las de tiempo completo. Julieta Jaldín llegó  el viernes desde Sacaba a las 04:00, el lunes intentó una hora antes y obtuvo la ficha número 8.

 “Siempre van a haber quejas esa es la realidad sobre sistema de salud”, precisó Rocabado.

Sin embargo, no en todas las especialidades se observa el mismo esquema. En oftalmología los pacientes que llegan hasta las 09:00 pueden obtener una ficha, lo mismo sucede con urología.  

Por su parte la asambleísta Lineth Villarroel señaló que el problema es recurrente y sobre todo  la infraestructura ya no abastece. “El hospital ha quedado obsoleto y la gobernación tiene un proyecto un programa (…) este fichaje ha sido anunciado con pompa y sonaja”.

Hace poco los asamblesístas de la bancada Demócrata presentaron un proyecto de salud para la ampliación que fue rechazado en la Gobernación.

Fuente: Los tiempos

Deja un comentario