Murillo tiene la llave de la puerta hacia la tecnología de Bolivia. Se siente su confianza de que la empresa que dirige desde hace mes y medio va con pasos firmes. Está seguro de que Quipus es una gran empresa, la mejor, pero prefiere que la gente emita su propia valoración. Lo sabrá en los próximos meses, cuando se enfrente al mercado de productos importados.

¿Cuál ha sido la aceptación de la producción de Quipus en el mercado boliviano?
Estamos muy entusiasmados. Quipus se está consolidando como una empresa ensambladora de equipos tecnológicos hecha por bolivianos para los bolivianos. Esperamos que la población nos juzgue como una de las mejores de Latinoamérica. Tenemos dos líneas SKD (ensamblaje de equipos tecnológicos con piezas y partes prefabricadas) y una línea novedosa de la SMT, donde vamos a hacer tarjetas madre que ya estamos empezando a fabricar.

¿Qué resultados se han conseguido hasta ahora?
Nos encontramos felices. Ya en 2014 se logró distribuir en 4 meses equipos a 138.000 estudiantes de sexto de secundaria a escala nacional. Posteriormente se produjeron 5.000 equipos tecnológicos notebooks Core i5 (Siwi i5), 4.000 con procesador notebook i3; se produjeron 10.000 tabletas de 10 pulgadas y 13.000 tabletas de 7 pulgadas. En la feria de La Paz hemos vendido, entre el 15 y 26 de julio, 92 equipos notebooks, tabletas de 7 y 10 pulgadas, equivalentes a Bs 251.290.

¿De dónde viene la tecnología que se usa?
Es china, de alta calidad, la que estamos ofreciendo.

¿Cuánto se ha invertido?
En infraestructura de la planta ensambladora se invirtieron $us 11 millones.

¿Con qué capacidad se cuenta?
Tenemos una capacidad de producción de alrededor de 600.000 equipos anuales. Vamos a producir de acuerdo con la demanda del mercado y del avance tecnológico. Tenemos la capacidad de producir diariamente un promedio de 800 equipos tecnológicos en un turno de ocho horas de trabajo.

Por el momento, ¿se financian con los recursos del Estado?
Desde el inicio nos mantenemos con recursos propios. No tenemos ningún tipo de subvención. Tenemos un crédito que vamos a ir pagando de a poco. Nos auto- sostenemos solos. Estamos con el crédito de BDP a través del Fondo para la Revolución Industrial Productiva (Finpro), como lo dice el Decreto Supremo (1759) de creación.

¿Cuánta gente trabaja?
De planta tenemos 153 trabajadores, de los cuales 74 están en la línea de la producción y alrededor de unos 20 funcionarios de la parte comercial y el saldo es administración.

¿Es necesaria esta empresa en Bolivia?
Considerando la política del Gobierno, de cerrar la brecha tecnológica, es bueno tener una empresa ensambladora de estos equipos para garantizar que los equipos sean más baratos, el soporte técnico y contar con repuestos.

¿Y desde cuándo se comercializará en el resto del país?
A finales de agosto o principios de septiembre, pensamos abrir puntos de venta en las ciudades del eje troncal (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz), Oruro y Tarija. La venta se va a incrementar y va a haber mayor accesibilidad.

¿Cuáles son los precios?
Las notebooks de cuarta generación tienen un costo de Bs 4.800. La tableta de 10 pulgadas está en Bs 1.810. La tableta de 7 pulgadas, en Bs 1.080.

¿Cuál es la calidad de la producción de Quipus?
Muy alta. Por eso nosotros estamos ofreciendo una garantía de un año en las tabletas y las notebooks. Tenemos la provisión de repuestos oportuna, el servicio de la asistencia técnica, teclado en español.

¿Cuántos equipos piensan comercializar hasta fin de año?
Pensamos abastecer al mercado con el 100% de la producción que realiza en la empresa.

¿En qué etapa de producción están ahora?
Ahora estamos abocados en producir la telefonía celular que vamos a lanzar a partir del 20 de octubre, como regalo a La Paz. Produciremos celulares de gama alta, media y baja. Estos celulares tienen una capacidad como la de un S4 y S5 del mercado actual.

¿Cuánto producirán?
Para gama alta, estimamos producir unos 25.000 teléfonos; otros 5.000 de gama media. Para la gama baja, primero estamos participando en una licitación internacional de 100.000 celulares. Si no logramos entrar, los vamos a vender al público en general.

¿Cuál será el costo de los celulares?
Estamos aún analizando los costos, pero los de gama alta con capacidad de un S5 estarán en un promedio de $us 230 a $us 240. Los de gama media, $us 140. Los de gama baja en un promedio de $us 90.

En comparación con los equipos importados ¿cuál es la diferencia?
Estamos hablando entre un precio menor del 15% al 20% respecto al mercado. Claro que se encontrarán muchos más baratos, pero habrá que ver el tema de la calidad, el servicio técnico y la garantía que le dan por el equipo.

¿Cuándo se inaugurarán los centros de comercialización en el interior del país?
A finales de agosto o primera semana del mes de septiembre. Estamos buscando lugares donde haya más afluencia de clientes.

¿Se piensa en exportar?
Tenemos que pensar en el mercado externo, pero lo primero es satisfacer el mercado local y luego ir extendiéndonos.

Fuente: Miguel Ángel Melendres / El Deber

kipus

Deja un comentario