El gobierno regional catalán dirigido por el nacionalista Artur Mas renunció a realizar una consulta sobre la independencia de España como tenía previsto el 9 de noviembre, informó este lunes uno de los partidos favorables al referéndum tras una reunión en Barcelona.

“El gobierno ha constatado que la consulta no se puede hacer”, declaró Joan Herrera, líder del partido de izquierda ecologista ICV, a los periodistas al término de varias horas de reunión con Mas y los otros partidos proconsulta. El Ejecutivo de Mas “hará una propuesta mañana” sobre el referéndum, suspendido por la Justicia española, agregó.

El gobierno de la región de de Cataluña ha planteado a los partidos Convergencia i Unió (CiU), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Iniciativa per Catalunya Verds-Esquera Unida i Alternativa (ICV-EUiA) y Candidatura d’Unitat Popular (CUP) que no puede hacer la consulta soberanista en los términos del decreto de convocatoria, suspendido por el Tribunal Constitucional (TC).

Tanto la ley como el decreto están suspendidos cautelarmente por el Tribunal Constitucional, a petición del Gobierno, lo que, a 27 días del 9N, dificulta la puesta en marcha de los preparativos.

En este sentido, el gobierno catalán ya ha incumplido algunos de los plazos claves que fija el decreto, como por ejemplo la publicación del registro provisional de participantes (censo electoral), que tenía que ver la luz el 10 de octubre.

La cumbre, que se quería hacer con total discreción, ha arrancado al mediodía con Mas, la vicepresidente del Govern, Joana Ortega; el conseller de Presidencia, Francesc Homs; el líder de ERC, Oriol Junqueras; el presidente del grupo de CiU en el Parlament, Jordi Turull (CDC); el secretario general de Unió, Ramon Espadaler; el líder del grupo de ICV-EUiA en el Parlament, Joan Herrera; el vocero adjunto de los ecosocialistas, Joan Mena; y los diputados de CUP Isabel Vallet y David Fernández.

Los participantes han hecho un receso, de un par de horas, durante las cuales que sólo han permanecido en el Palacio de Pedralbes Mas, Junqueras y Turull.

Al regresar a las dependencias de dicho palacio sólo David Fernández -los representantes de la CUP son los únicos que han accedido a pie- ha lanzado a los periodistas una escueta frase: “Ni un paso atrás”. (INFOBAE)

fuente:http://www.erbol.com.bo

Deja un comentario