Página Siete / La Paz

El Gobierno proyecta triplicar las reservas de minerales que tiene el país de 313 millones de toneladas métricas brutas en 2015 a 1.060 trillones de toneladas métricas en 2020, según el Plan  de Desarrollo Económico y Social (PDES)  2016-2020.

Analistas observan que es poco probable que se alcance ese objetivo, tomando en cuenta que se necesitaría potenciar la exploración con fuertes inversiones.

El Plan, presentado la semana pasada por el Gobierno, revela que en la actualidad el país tiene un stock de reservas de 313 millones de toneladas brutas, de las cuales 218 millones están en manos de operadores privados y 96 millones le corresponden a firmas estatales.

La perspectiva es que en 2020,  720 millones de  toneladas brutas estén en proyectos mineros estatales y sólo 340 millones de toneladas con la empresa privada.

Para alcanzar ese objetivo, en el documento se plantea la refundación de  la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) para constituirla en una entidad  eficiente y enfocada en la activación de procesos exploratorios y en el desarrollo de una industria metalúrgica básica con procesos de diversificación productiva en minerales altamente rentables (incluyendo tierras raras).  

 Se  buscará promover la participación de las Entidades Territoriales Autónomas en procesos de exploración  e  incrementar las reservas existentes de minerales con la participación del sector privado y empresas estatales.

 Se  constituirán empresas estatales mixtas como subsidiarias de Comibol.

El Plan prevé la realización de  actividades de prospección y exploración en proyectos conocidos (Mallku Khota),  en proyectos nuevos (Porvenir, Meseta de los Frailes, Meseta de Morococala, Huacajchi Chico, Pampa Grande y Thutu).

Además de  proyectos ampliados (Colquiri Noroeste, Coro Coro, Huanuni Noroeste, Santa Isabel, Paca Norte y Evangelista – Soracaya ). 

Esto incluye la ampliación de la capacidad de producción de Colquiri, Huanuni y Coro Coro, Vinto y  atraer capitales extranjeros para el desarrollo de procesos  de industrialización en sociedad con la Comibol.

 

 El  Plan abarca la implementación de:   planta industrial de cloruro de potasio, carbonato de litio y sulfato de potasio; planta de fundición y refinación de zinc en Oruro y Potosí; planta siderúrgica del Mutún, acero de construcción y hierro de esponja y Planta de Alambrón.

De acuerdo con el  documento, la ejecución de los proyectos arrojará como resultado en 2020 el incremento de  las reservas existentes de plata, plomo, zinc, cobre, antimonio, estaño, oro e indio.

A su vez se habrá  desarrollado la industrialización y transformación y lograr que   el 80% de los minerales sean exportados con  valor agregado.

Análisis

Héctor Córdova,  expresidente de la Comibol, cree que es complicado alcanzar el nivel de reservas que busca el Plan porque se necesitará una política agresiva de exploración con capitales privados. Sin embargo, en el mundo estos recursos  sólo están dirigidos hoy a operaciones  en marcha.

Dionisio Garzón,  exministro de Minería,  y el experto Carlos Sandi coincidieron en afirmar que las proyecciones  son un “sueño”.

“Es un sueño querer llegar a 1.060 millones de toneladas métricas. Para triplicar la producción se requiere un periodo de por lo menos 10 años y destinar 500 millones de dólares por año sólo en la fase de exploración”, recalcó Garzón.

En su criterio  el aumento depende de la  capacidad de producción, las reservas y la competitividad, principalmente en las estatales Huanuni y Colquiri.

Sandi agregó que  es muy difícil hacer proyecciones, tomando en cuenta la caída de cotización;  por lo tanto,   es “irreal” una planificación de tal magnitud.

 

 Comibol ejecuta inversión de  Bs 350 millones en tres proyectos

Desde 2015, la Comibol lleva adelante trabajos de exploración en el cerro Mallku Khota,  junto con Thutu, en Potosí, y Concordia, en La Paz, con el fin de incrementar las reservas mineralógicas. En estos tres proyectos se prevé una inversión de 350 millones de bolivianos para el periodo 2015-2019.

El año pasado, el presidente de la estatal, Marcelino Quispe, anunció que los proyectos están en la etapa de prospección con resultados “muy alentadores” y que se pasará a  la etapa de exploración.

 El coordinador  de Geología y Exploraciones de la Comibol, Dionicio Jallaza, explicó  que entre 2015 y 2019 se estima invertir  350 millones de bolivianos.

La estatal prevé elevar el monto de acuerdo con los resultados obtenidos en los proyectos.

El cerro Mallku Khota tiene reservas de 255 millones de toneladas de minerales, según estudios preliminares realizados por South American Silver.

Además se estiman 230,3 millones de onzas de plata, 1.481 toneladas de indio y 1.082 toneladas de galio.

  Paralelamente, la Comibol trabaja en al menos otros ocho proyectos, como en el cerro de Yanacachi, donde existe una veta de cuarzo con casiterita de 1.700 metros de longitud y una profundidad de 700 metros; en Pacocahua, en el cerro de Sabaya, en Oruro; en Pampa Grande de Potosí  y el Porvenir de Santa Cruz y otros.

En octubre pasado, el Ministerio de Minería mostró 11 proyectos mineros en la cumbre Invirtiendo en la Nueva Bolivia, realizada en  Estados Unidos. El objetivo es atraer capitales extranjeros.

 

 

 Punto de vista

Héctor Córdova

  Expresidente de  Comibol

Se requiere una inversión millonaria

Uno de los pilares sobre los que se sustenta el futuro de la minería es la existencia de reservas de minerales. Certificar estas reservas no es una tarea barata ni sencilla. Dependiendo de varios factores, propios de los yacimientos o externos a ellos, lograr ese nivel de reservas puede significar una inversión que se ubique entre 500 y 2.000 millones de dólares.

Esta inversión que debe provenir de capital privado, es muy difícil que se materialice, viendo lo que ha ocurrido en los últimos años en el sector, cuando casi todos los capitales se han dirigido a operaciones ya materializadas o que estaban a punto de funcionar y casi nada ha apuntado al riesgo que supone la exploración. El año 2007, aproximadamente 130 mil millones de dólares fueron destinados a explorar yacimientos en todo el mundo; seis años más tarde, sólo 12.000  millones de dólares constituyeron ese capital de riesgo.

Ahora que los precios de los metales están en niveles relativamente bajos, los capitales apuntan a comprar minas, no a explorar yacimientos

 Indicadores mineros

Tarea El Plan prevé  fortalecer las cooperativas mineras y apoyarlas en procesos de diversificación productiva vinculada a procesos de industrialización de minerales y desarrollo de manufacturas, promoviendo la sostenibilidad ambiental.

 Capitales La inversión extranjera directa bruta en minería en el primer semestre de 2015 llegó a  $us 110,2 millones, según el BCB.

 Plan El Gobierno proyectaba  una inversión de $us 5.613 millones para impulsar 104 proyectos y programas mineros, según  el Plan Sectorial de Desarrollo Minero-Metalúrgico (PSDMM) 2015-2019, que no se llegó a aprobar.

 

 

fuente:http://www.paginasiete.bo

Deja un comentario