<

p class=”rtejustify”>
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “abrió las puertas del infierno” al reconocer a Jerusalén como capital de Israel, dijo hoy un portavoz del movimiento islamista palestino Hamas.

Ismael Raduan, alto responsable de Hamas, hizo un llamado a los países árabes y musulmanes “a cortar los lazos políticos y económicos con las embajadas estadounidenses y a expulsar a los embajadores” de Washington.

El jefe político de Hamás, Ismail Haniye, añadió que los palestinos “saben cómo responder adecuadamente a la desconsideración sobre sus sentimientos y santidades”, sin dar más datos sobre posibles reacciones.

Otro líder del movimiento, Ezat Resheg, fue más lejos en sus declaraciones, consideró la decisión de Trump como una “agresión” contra el pueblo árabe, islámico y “el mundo libre”, y dijo que “ni la Administración norteamericana ni la ocupación (israelí) ni otros poderes son capaces de imponer un hecho consumado sobre la ciudad ocupada de Jerusalén”.

“Jerusalén permanecerá como capital eterna de Palestina, de árabes y de musulmanes”, agregó en un comunicado.

Advirtió de que estos “serán días de ira de las masas de nuestro pueblo en Palestina” y en todo el mundo para rechazar y “condenar el crimen del reconocimiento por Washington como capital de la ocupación”, al tiempo que defendía el “derecho” palestino a proteger los lugares santos.

Antes del discurso que Trump ofreció desde Washington, la Franja de Gaza fue escenario de numerosas protestas contra el cambio en la línea política de la Administración estadounidense, que se teme provoque un aumento de la violencia y la tensión en la región.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario