<

p class=”rtejustify”>
El canciller, Fernando Huanacuni, aseguró hoy que el expresidente, Carlos Mesa, oficialmente no es representante nacional de Bolivia y calificó de inusual la reunión del vecero de la demanda marítima con el actual Encargado de Negocios de la embajada de EEUU, Peter Brennan.

Cualquier tipo de reunión para presentar debe ser a través del Estado. Mesa no es representante nacional, no es parte del Gobierno (…). Surgen muchas preguntas, ¿Cuál es el tema que han tratado?, cuestionó el jefe de la diplomacia boliviana en una entrevista con Patria Nueva.

Por otro lado, acusó a la representación diplomática estadounidense de romper todos los acuerdos multilaterales. También dijo que si el encuentro fue para la presentación de nuevos funcionarios de EEUU, debió realizarse con representantes del Gobierno.

La Embajada de EEUU en Bolivia informó que, con motivo de despedirse y presentar a nuevos funcionarios de esta delegación diplomática, el Encargado de Negocios estadounidense se reunió con Mesa.

Nosotros tenemos protocolos bilaterales, protocolos diplomáticos. Si se requiere presentar a los nuevos funcionarios de cualquier embajada es a través de la Cancillería (). Las relaciones diplomáticas están bien definidas. No puede ningún encargado de Negocios reunirse con particulares, debe tener reuniones oficiales con sus pares, con autoridades del Gobierno, manifestó Huanacuni.

Por su parte, la ministra de Comunicación, Gisela López, afirmó que Mesa “es un servidor público” y que en esa calidad debe coordinar con el Gobierno nacional las reuniones que vaya a sostener.

“No nos parece nada ético que un servidor público en este momento, porque el expresidente es un servidor público, sostenga reuniones al margen, sin previa coordinación o diálogo con el Gobierno nacional, con autoridades diplomáticas de un gobierno que ha tenido afanes de injerencia política en nuestro territorio con relación a nuestro proceso de revolución”, declaró citada en Erbol.

En la misma línea, el oficialista, Jorge Silva, dijo que Brennan habría violado la Convención de Viena al inmiscuirse en temas internos y sostener reuniones privadas con políticos de oposición.

Los agentes diplomáticos “tienen que cumplir pasos protocolares, no son cualquier ciudadano, no son turistas; estas personas gozan de privilegios, de inmunidades y su actuación dentro del Estado tiene que estar, además, protegido por nosotros, por eso es que sabemos que se han reunido con el señor Carlos Mesa”, manifestó en una entrevista con PAT.

Entretanto, Brennan, a través de un comunicado difundido por la Embajada de Estados Unidos, señaló que este tipo de reuniones no constituyen una conspiración o injerencia.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario