La Corte Internacional de Justicia (CIJ) está en pleno proceso de reestructuración de un tercio de los 15 jueces que lo componen y tras esa labor como la definición de su nueva directiva, divulgará hasta febrero de 2018 su cronograma de actividades, entre ellas la fecha de las audiencias orales para el proceso de la demanda marítima que Bolivia instaló contra Chile.

La corte renueva o ratifica a su presidente y vicepresidente cada tres años, esto va a ocurrir antes de febrero del próximo año y una vez recompuesta la presidencia va a anunciar su cronograma, una agenda de actividades que incluirá entre otras cosas la fecha en la que Chile y Bolivia deberan sostener sus audiencias orales, explicó el agente boliviano ante la CIJ, Eduardo Rodríguez Veltzé.

El también embajador de Bolivia ante Holanda, sede de la corte, se refirió a la temática en un contacto con la radioemisora estatal Patria Nueva y en momentos en que la CIJ define al último titular de los cinco escaños que se sometieron a reestructuración.

La Corte tiene 15 jueces y cada tres años se renueva a un tercio de ellos que cumplieron con su mandato de nueve años. El jueves de la semana pasada, la Asamblea General y el Consejo de Seguridad, ambos de las Naciones Unidas, definieron elegir a Nawaf Salam, del Líbano, como nuevo miembro de la CIJ.

Además, reeligieron por mayoría de votos a los jueces de Francia, Ronny Abraham, quien ejercía la presidencia; de Somalia, Abdulqawi Ahmed Yusuf, quien ejercía la vicepresidencia; y de Brasil, Antônio Augusto Cançado Trindade. Este lunes se define al quinto juez.

Tan pronto se conozca el resultado de esa elección, la corte habrá quedado renovada en un tercio y completa para asumir su nueva gestión a partir de febrero, apuntó el diplomático boliviano.

Consultado si la reestructuración del máximo tribunal de justicia del orbe afectará a la demanda marítima, el agente boliviano dijo que no influye en absoluto a esa causa ni a otras.

Funciona desde 1946 con estas reglas y su diseño orgánico precisamente (está) llamada a garantizar con estas renovaciones parciales que las causan sigan atendidas de la manera más normal y sin ningún sobresalto de manera que no existe ningún riesgo para esta ni ninguna otra causa, sostuvo.

Con esos plazos y tras las audiencias orales, se prevé que hasta fines de 2018 se conozca el pronunciamiento del máximo tribunal sobre el proceso mediante el cual La Paz exige a Santiago la negociación de una salida soberana al Océano Pacífico sobre la base de los compromisos entregados por autoridades de este último, inclusive, de manera unilateral.

Es la última actuación que tenemos pendiente en la causa marítima. Cumplida esta actuación, la corte en promedio toma ente cuatro a seis meses generalmente o puede ser un poco más para tomar una decisión final de manera que se puede estimar que el próximo año tendríamos un resultado, remarcó. (13/11/2017)

Fuente: La Razon

Deja un comentario