La situación de los jugadores de Blooming se hace insostenible, el primer plantel decidió no trabajar y dirigirse a las oficinas de los Fútbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), para sentar la demanda colectiva.

El compromiso de la dirigencia nuevamente fue incumplida, tras haber acordado que cancelarían un mes en el último fin de semana, pero el dinero no llegó a los jugadores y estos en horas de la mañana se reunieron y decidieron no entrenar.

Blooming afrontar la peor crisis económica y no se descarta la idea de presentar a jugar con juveniles frente a The Strongest, su primer rival en el Torneo Clausura.

Los representantes de Fabol, David Paniagua y Milton Melgar, se reunieron con el presidente de la Liga, Marco Ortega y dieron la postura que los jugadores que están en problemas económicos sean liberados de su contrato y se abra el libro de pases para fichar por otros clubes.

 

fuente:http://www.erbol.com.bo

Deja un comentario