La comisión de fiscales que indaga la muerte de Bernardina Mostacedo Montaño por presunta mala praxis imputará formalmente a la médica y dueña del spa Scent, Éricka Hinojosa, los delitos de homicidio y ejercicio ilegal de la medicina.  Hinojosa quedó aprehendida el miércoles, tras presentarse a declarar y guarda detención en una celda de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen a la espera de la audiencia cautelar. 

Dentro de este proceso, los fiscales, con personal de la División de Homicidios, allanó ayer la casa donde funcionaba el spa, ubicada  en la av. Mutualista, de donde secuestraron algunos materiales que servirán como elementos de prueba.  De esta acción también participaron familiares de la víctima y los abogados de ambas partes. 

“A partir de la modificación del tipo penal se está buscando nuevas evidencias. Hemos encontrado algunos medicamentos, materiales y documentos, que servirán como elementos de prueba”, dijo el fiscal José Parra, al salir del clausurado spa Scent.

Por su parte, el fiscal departamental, Freddy Larrea, informó de que, habiendo los elementos suficientes de una posible participación en el hecho, Hinojosa quedó aprehendida y será imputada por los delitos de homicidio y ejercicio ilegal de la medicina. 

La abogada de la familia Mostacedo, Jéssica Echeverría, indicó que se ha verificado que el spa no tenía la infraestructura adecuada para hacer cirugías estéticas ni el personal capacitado. “Hemos visto que las intervenciones se hacían en un lugar con tres ambientes, uno que era la recepción, otro donde se hacían los tratamientos estéticos y otro donde se hacían las intervenciones quirúrgicas, como la liposucción. Allí no había un quirófano”, expresó Echeverría. 

En una declaración anterior, el abogado de Hinojosa, Marcos Charcas, indicó que su defendida no participó del procedimiento y que toda la verdad saldrá a flote en el proceso investigativo.

Fuente: El Deber

Deja un comentario