Islamabad y Washington |

El Ejército paquistaní informó ayer que ha liberado al canadiense Joshua Boyle, su esposa estadounidense Caitlan Coleman y sus tres hijos, tras recibir información de EEUU de que habían sido transferidos a Pakistán desde Afganistán, donde fueron secuestrados por los talibanes en 2012, lo cual fue celebrado por el presidente norteamericano Donald Trump.


Todos los rehenes han sido recuperados sanos y salvos y serán repatriados a su país de origen, indicó en un comunicado la oficina de comunicación militar paquistaní (ISPR).


Los militares afirmaron que la inteligencia estadounidense les informó que los secuestrados habían sido trasladados a territorio paquistaní el 11 de octubre a través de la zona tribal de Khurram, fronteriza con Afganistán.


Boyle y Coleman fueron secuestrados en 2012 en Afganistán, adonde habían viajado como parte de un periplo por varias exrepúblicas soviéticas centroasiáticas, entre ellas Uzbekistán, Kirguizistán y Tayikistán.


Prueba de vida


Los talibanes publicaron en diciembre de 2016 un video de la pareja acompañada por dos de sus hijos nacidos en cautiverio, en el que pedían ayuda al todavía presidente de EEUU, Barack Obama, y a su sucesor, Donald Trump.


Hoy es 3 de diciembre de 2016. Hemos esperado desde 2012 para que alguien entienda nuestros problemas () Pedimos que rápido, en nuestro cuarto año de prisión, se alcance un acuerdo para que obtengamos la libertad, aseguró entonces Coleman en el video.


 


TEXTUAL


Donald Trump celebra la noticia. Este es un momento positivo para la relación de nuestro país con Pakistán, dijo Trump en una declaración emitida por la Casa Blanca.


El Presidente destaca cooperación bilateral. Es una señal de que está cumpliendo los deseos de EEUU de que haga más por proporcionar seguridad en la región.

Llamado a luchar contra el terrorismo. Esperamos ver este tipo de cooperación en nuestras futuras operaciones conjuntas contra el terrorismo internacional.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario