Londres y París | AFP y EFE

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió la autoría del atentado perpetrado ayer en el metro de Londres con una bomba de fabricación casera que ha dejado al menos 29 personas heridas; mientras que en París un hombre armado con un cuchillo atacó a un militar al momento de gritar ¡Alá es grande!


En un comunicado publicado en Telegram y cuya autenticidad no pudo ser verificada, el EI aseguró que un artefacto explotó en el metro de Londres, concretamente en la estación Parsons Green, que ha dejado 29 cruzados heridos, según el grupo radical. La nota, que está firmada en Gran Bretaña, aduce que solo con la ayuda de Dios los soldados del califato lograron poner numerosos artefactos explosivos e hicieron explotar uno de ellos en un grupo de cruzados en la estación de metro Parsons Green.


Asimismo, amenazó a Reino Unido con que el próximo ataque que se lleve a cabo va a ser peor con la decisión de Dios y gracias a Dios.


Minutos antes, la agencia afín a los terroristas, Amaq, aseguró a través de un escueto comunicado por Telegram que un destacamento del Estado Islámico había perpetrado este atentado, el quinto cometido este año en territorio británico.


Los otros cuatro fueron: uno en marzo ante el Parlamento británico; otro en mayo en el estadio Manchester Arena, en el norte de Inglaterra, el de junio en el puente de Londres, y otro, también en junio, en una mezquita del norte de la capital.


El Reino Unido ha elevado a crítico, el más alto, el nivel de alerta terrorista, lo que significa que un atentado puede ser inminente, anunció ayer la primera ministra británica, Theresa May.


La gente verá más Policía armada en el transporte público y en nuestras calles, brindando protección adicional, explicó May tras el atentado.


Es una medida proporcional y sensata que proporcionará seguridad y protección extraordinaria mientras continúa la investigación, añadió, mientras el/los responsables de la explosión en un tren en la estación de Parsons Green siguen a la fuga y antes de las grandes aglomeraciones del fin de semana en torno a acontecimientos deportivos.


Explosión


La deflagración del artefacto de fabricación casera en un tren del metro de Londres se produjo sobre las 07:20 GMT en un vagón de un tren en la estación Parsons Green, al suroeste de Londres, en el tramo exterior de la línea District, cuando estaba repleta de pasajeros que acudían a su trabajo en el centro de la ciudad.


Según las fotos divulgadas por los medios, el artefacto estaba en un cubo blanco dentro de una bolsa de un supermercado y al parecer tenía un detonador pero no llegó a explotar en su totalidad, lo que ha hecho pensar a los expertos que el responsable tenía como objetivo provocar numerosas víctimas a la hora punta de la mañana.


Tras la confusión inicial, Scotland Yard confirmó que investigaba el incidente como acto terrorista, si bien no pudo decir si ha sido responsabilidad de radicales islámicos o de la extrema derecha.


Los responsables del transporte cerraron un tramo de la línea District, entre las estaciones de Wimbledon y Earls Court, mientras la Policía observa las imágenes de las cámaras de seguridad.


May indicó que el dispositivo casero tenía como objetivo causar un gran daño y pidió a los ciudadanos que se mantengan alerta en el transporte público de la capital británica.


La Policía y los servicios de seguridad están trabajando para comprender al completo las circunstancias de este cobarde ataque e identificar a los responsables, afirmó.


 


MAY REPROCHA A TRUMP POR SUS ESPECULACIONES


Theresa May reprochó al presidente estadounidense Donald Trump sus especulaciones sobre los autores del atentado del metro de Londres, cuya bomba, dijo la Primera Ministra británica, estaba fabricada para causar daños significativos.


No creo que sea de ninguna ayuda para nadie especular sobre una investigación en curso, dijo May en una entrevista televisada tras la reunión de su comité de emergencia y después de que Trump afirmara que los autores del atentado estaban bajo el radar de Scotland Yard.


La Policía y los servicios de seguridad están haciendo todo lo necesario para esclarecer las circunstancias de este cobarde atentado, sostuvo la Primera Ministra.


Claramente, se trataba de un artefacto que estaba hecho con la intención de causar daños significativos, añadió May.


 


ATACAN A UN MILITAR FRANCÉS


Un hombre armado con un cuchillo atacó ayer a un militar que patrullaba en una estación de metro de París, sin que se registraran heridos, en un ataque considerado por las autoridades como terrorista. El agresor se abalanzó sobre el soldado en la céntrica estación de metro de Chatelet a alrededor de las 06:30 hora local (04:30 GMT), pero fue reducido rápidamente.


Según los primeros elementos de la investigación, el atacante, un francés de 39 años, habría hecho referencia a Alá. El hombre no estaba fichado.


La Fiscalía de París abrió una investigación para indagar sobre este incidente de índole terrorista, anunció el portavoz del Gobierno Christophe Castaner.

El ataque se produjo en momentos en que Francia sigue en alerta máxima tras la ola de atentados de enero de 2015, cuando miembros del grupo yihadista EI atacaron la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo, matando a 12 personas.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario