Suecia vence 1-0 a Italia en el global de la repesca para Rusia 2018
Desde 2006 que los escandinavos no iban a un Mundial
El seleccionador y el capitán suecos, emocionados tras el partido

La selección sueca de Janne Andersson rebosaba alegría después de protagonizar la primera gran sorpresa de los duelos de repesca para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018.

Un heroico empate sin goles en Milán dio a los visitantes un triunfo global por 1-0 sobre Italia, tetracampeona del mundo, a la que dejaron sin billete para la prueba reina por primera vez en seis décadas. Suecia, por su parte, regresa a la Copa Mundial después de haberse quedado fuera en las ediciones de 2010 y 2014.

La magnitud de la hazaña no dejó indiferente a Andersson, un entrenador poco conocido que ha dirigido con maestría la resurrección sueca tras la retirada de su talismán Zlatan Ibrahimović.

✈️

¡Suecia elimina a Italia y se clasifica a #Rusia2018!

Los nórdicos jugarán su 12º Mundial.

¡Felicitaciones! pic.twitter.com/X9am9FEpxx

— Copa Mundial FIFA (@fifaworldcup_es) 13 de noviembre de 2017

“Se me ha escapado más de una lágrima”, reconoció el preparador sueco. “Algunos de los futbolistas más veteranos sabían que ésta era su última oportunidad de clasificarse para un Mundial. ¡Y lo hemos conseguido! Es indescriptible. Esta noche hemos tenido muchos héroes”.

Uno de ellos fue Andreas Granqvist, heredero del brazalete de capitán de Ibrahimović y figura sobresaliente en el eje central de la defensa. A sus 32 años, Granqvist milita en el Krasnodar ruso, y se muestra así de ilusionado ante un debut mundialista que ya temía que no iba a llegar nunca.

“Esto es lo más grande que me ha pasado”, admitió Granqvist, que se desplomó llorando sobre el césped tras el pitido final. “Para los más veteranos, éste era seguramente nuestro último tren para la Copa Mundial, y vencer en estas circunstancias supone una alegría increíble”.

Sin embargo, la gesta no le salió gratis al defensor sueco, que tuvo que cumplir la promesa que había hecho a sus compañeros.

“Les dije en el vestuario que, si nos clasificábamos, dejaba que me afeitasen la cabeza”, contó. “Pensé que se les olvidaría, ¡pero John [Guidetti] y ‘Vigge’ [Victor] Lindelöf vinieron corriendo a hacerlo!”.

From @Mikael_Lustig23 instastory! The lads are shaving Sweden captain Andreas Granqvist‘s hair! Now a Guidetti-doppelgänger! #ITASWE pic.twitter.com/CFTsGLmi6z

— Everything PSG (@COKllstrm) 13 de noviembre de 2017

Pese a no ver portería en la repesca, el delantero Marcus Berg fue otro de los héroes de la clasificación sueca gracias a sus ocho tantos en la fase de grupos.

“¡Estoy tan orgulloso de nosotros!”, declaró a la televisión de su país. “Siempre creímos en esto, somos conscientes de nuestro potencial. Creemos en lo que hacemos y nos ayudamos los unos a los otros en cualquier situación”.

No obstante, Berg apenas tuvo la oportunidad de brillar en un partido que dominaron los italianos. De hecho, Suecia apenas registró un 25% de posesión y cuatro disparos, por los 23 de los locales.

“No nos quedaban más armas”, reconoció Andersson. “No podíamos hacer más que esperar y confiar en que aguantaríamos. No podíamos hacer otra cosa”.

Y, si bien Suecia no cuenta actualmente con las estrellas de generaciones anteriores, su seleccionador torció el gesto al planteársele la posibilidad de que Ibrahimović regrese al combinado nacional de cara a Rusia 2018.

“¡Esto es increíble! Dejó de jugar con Suecia hace un año y medio y todavía seguimos hablando de él”, comentó Andersson. “Creo que debemos hablar de los grandes futbolistas que tenemos en esta selección”.

“Cuando Ibrahimović aún estaba aquí, nuestro estilo de juego era distinto. Decidió dejar la selección. Es un gran campeón, pero tuvimos que amoldarnos y hemos encontrado otro estilo”.

Fuente: FIFA

Deja un comentario