Los peruanos esperan con emoción, esperanza y muchos nervios el partido de vuelta de la repesca al Mundial de Rusia 2018 que definirá si su selección alcanza hoy una histórica clasificación mundialista después de 36 años.

Calles, plazas, establecimientos comerciales y lugares públicos lucen cubiertos con las camisetas blanquirrojas de la selección peruana, que se apresta a enfrentarse a Nueva Zelanda en el estadio Nacional de Lima.

El ambiente de expectativa es notorio tanto en Lima como en las ciudades del interior del país, donde se han montado grandes pantallas para que todos se reúnan a ver el desarrollo del decisivo partido.

Bajo el lema “Un solo aliento”, impulsado por las autoridades peruanas en las últimas semanas, el país se paralizará desde las 21.15 local (02.15 GMT), pero horas antes se ha podido apreciar a miles de ciudadanos haciendo colas a las afueras del estadio Nacional.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, no ha sido ajeno a este ambiente de euforia, ya que durante la noche del martes visitó a la selección y luego destacó que se está “a solo 90 minutos de sacar nuestro pase al mundial”.

El Gobierno ha anunciado que si se sella la clasificación al Mundial el jueves será declarado día no laborable para el sector público, y opcional para el privado, y también se suspenderán las actividades educativas en instituciones públicas y privadas.

El Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo explicó que esta decisión se tomará para facilitar “la natural celebración de esta clasificación, en el marco de un adecuado orden y seguridad ciudadana”.

Es tal el ambiente de euforia que hoy, en la previa al partido, desfilaron por la costa de Lima dos aviones de combate adornados con lemas de aliento a la selección y sobre el estadio Nacional pasaron helicópteros que lucieron banderas peruanas y cuatro aviones de la Fuerza Aérea, en un vuelo a baja altura que fue ovacionado por los aficionados.

A las afueras del Nacional, el joven hincha Pedro Flores declaró a Efe que está seguro de que hoy se vivirá “una fiesta” en su país porque Perú sellará su clasificación mundialista.

“Tengo fe en que el sufrimiento se tiene que recompensar tarde o temprano, van 36 años y hoy es el día indicado, tengo fe en el equipo”, sostuvo.

De la misma manera, el veterano Juan Mendoza señaló que él vio a Perú jugar los mundiales de México 1970, Argentina 1978 y España 1982 cuando, según dijo, su selección tenía una constelación de estrellas.

“El partido de hoy es trascendental para nosotros, queremos ver lo que van a demostrar nuestros muchachos en su propia cancha, queremos ir a Rusia”, enfatizó.

La misma expectativa manifestó Jessica Lozano quien se mostró orgullosa de lucir la camiseta blanquirroja y mostró su emoción porque cree que hoy verá por primera vez la clasificación de su selección a un Mundial.

“Vamos a ganar 2 a 0, con goles de Jefferson Farfán. Esto es demasiado emocionante, yo soy joven y no he visto nunca a mi selección en un Mundial, ahora esperamos ganar”, concluyó.

Perú y Nueva Zelanda definirán a la última selección clasificada a Rusia 2018 tras haber empatado sin goles en el partido de ida jugado en Wellington el sábado pasado. (15/11/2017)

Fuente: La Razon

Deja un comentario