<

p class=”rtejustify”>
El presidente palestino, Mahmud Abas, afirmó hoy que Estados Unidos (EEUU) perdió su papel histórico de mediador de la paz entre palestinos e israelíes, después del anuncio del presidente Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

“Mediante estas decisiones lamentables, Estados Unidos boicotea deliberadamente todos los esfuerzos de paz y proclama que abandona el papel de patrocinador del proceso de paz que ejerció en las últimas décadas” añadió en declaraciones a la televisión palestina.

Abas dijo que las acciones de EEUU equivalen a “negar los acuerdos, desafiar la comunidad internacional y animarles a seguir con la política de ocupación, asentamiento y limpieza étnica”, manifestó y añadió que también “representa una retirada de su papel como promotor del proceso de paz”.

Además, advirtió que estas medidas sirven a los intereses de los grupos extremistas para catalogar “el conflicto en la región como una guerra religiosa”.

El también presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) cree que la declaración de Trump de que Jerusalén es la capital de Israel y su anuncio del traslado allí de la embajada “no cambia la realidad de la ciudad ni dará ninguna legitimidad a Israel. Es una ciudad árabe palestina, islámica y cristiana, y la capital eterna del Estado de Palestina”.

“Este momento histórico debería servir como un incentivo para que aceleremos e intensifiquemos nuestros esfuerzos para terminar con la división, restaurar la unidad y asegurar la victoria de nuestro pueblo en su lucha por la libertad y la independencia”, señaló sobre el actual proceso de reconciliación entre las facciones palestinas.

“Seguiremos siendo un frente unido defendiendo a Jerusalén y la paz y la libertad, y ganaremos los derechos de nuestro pueblo para poner fin a la ocupación y lograr su independencia nacional”, sostuvo.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario