LA PAZ |

A cuatro semanas del bloqueo en Achacachi, el exdirigente campesino Felipe Quispe "El Mallku" planteó un diálogo abierto con el Gobierno en la ciudad de El Alto, con intermediación del Defensor del Pueblo, David Tezanos y la Iglesia.


"Hemos hablado con la dirigencia y está convocando al Defensor del Pueblo y a los ministros; ojalá se puedan abrir las mesas de diálogo mañana o el lunes (...). No nos escuchan hasta ahora", dijo en un contacto con ANF.


Según el exguerrillero y máximo dirigente del movimiento campesino, el Gobierno no ha mostrado voluntad política por solucionar un conflicto que ya lleva cuatro semanas. Sin embargo dijo que si se quiere superar esta problemática, ambas partes deben sentarse a la mesa de diálogo, que en su criterio debería ser en un lugar neutral como la Radio San Gabriel en la ciudad de El Alto.


Consultado si estarían dispuestos a levantar el bloqueo de la carretera, dijo que la medida continuará a pesar del fuerte frío, hasta que haya una solución al conflicto que implica no sólo la renuncia del alcalde de Achacachi, Édgar Ramos, acusado de corrupción, sino también por la liberación de tres achacacheños. 


"Estamos acostumbramos a negociar ese tipo de diálogo (con bloqueos) pero como a este Gobierno no le gusta vamos a buscar un escenario neutral", dijo. 


Advirtió sin embargo no estar dispuesto a salir con las manos vacías del diálogo, pues el Gobierno deberá responder a sus demandas.


Quispe Huanca recordó que el ministro de Gobierno, Carlos Romero presentó una denuncia penal en su contra por el presunto delito de secuestro a la que respondió a través de las redes sociales su disposición de ir a la cárcel. "Ya hay una orden de aprehensión en mi contra y he manifestado mi disposición de ser detenido porque no me escaparé", señaló.


"Como ya hay algún movimiento a través del Defensor del Pueblo vamos a preparar nuestra agenda para que ir a discutir sobre la liberación de nuestros presos, el resarcimiento de daños y perjuicios porque hubo saqueos, robo, asaltos a la ciudad de Achacachi", aseveró. 


El Defensor del Pueblo, David Tezanos convocó ayer a un diálogo con mediación de la Iglesia, en el que participen las partes involucradas y los sectores afectados por el bloqueo que persiste a un kilómetro de la tranca Playa Verde.


Observó que la persecución penal no cumple fines de prevención, sino que entorpece la solución al problema, en alusión a las amenazas del ministro Romero quien involucró a El Mallku con el supuesto secuestro del dirigente de los Ponchos Rojos, Modesto Clares, quien negó el extremo y dijo estar presente en las movilizaciones por cuenta propia.

Entre tanto, la vigila de las mujeres de Achacachi continúa en puertas de los juzgados en pleno centro de la ciudad de La Paz.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario