El Ministerio de Salud regularizará la dotación de medicamentos para los niños con cáncer a partir del 27 de noviembre y justificó esta nueva demora a la falta de disponibilidad del medicamento entre los proveedores.

El anuncio se conoció luego de que los padres enviaron varias cartas y exigieron la entrega urgente de los medicamentos para más de 50 pacientes oncológicos.

El director general de Servicios de Salud, del Ministerio de Salud, Rodolfo Rocabado, explicó que la demora se debió a la dificultad de encontrar una empresa que pueda cumplir con la cantidad de medicación requerida.

En Cochabamba fueron entregados medicamentos en febrero, agosto y ahora en noviembre, completando un monto de 250 mil bolivianos en medicación.

La presidenta de madres de niños del oncológico pediátrico, Dalsy Serrano, manifestó que el desabastecimiento de medicamento es constante debido a la falta de un programa. “Lo que quisiéramos nosotros es entrar a un plan o programa como el de personas con discapacidad, porque así llegaríamos a abastecernos de medicamento, sin necesidad de bonos, pero que el presupuesto para medicación este asegurado”, señaló.

La dotación de medicamentos está a cargo del Ministerio de Salud, sin embargo, la cantidad de estos insumos cambia según los ingresos de la lotería. Esta situación dificulta asegurar la dotación de medicamentos para los niños con cáncer.

“Lamentablemente, estos medicamentos no están dentro de un programa y el Ministerio es el que se hace cargo a través de la lotería, y actualmente los ingresos no son altos, además que debe subvencionar los tratamientos personas con escasos recursos”, explicó Gustavo Guzmán, director del hospital del niño.

Por otro lado, Guzmán informó que se tiene previsto realizar un programa destinado al oncológico pediátrico a cargo de la responsable de la unidad para 2018.

“En definitiva, la creación de un programa será una alternativa para asegurar la medicación, ya que el mismo hospital no puede subvencionar estos”, recalcó.

 

MÁS DE 50  INFANTES REQUIEREN ASISTENCIA

El oncológico pediátrico alberga al menos 50 niños, la mayoría con diagnóstico de leucemia.

La responsable de esta unidad, Beatriz Salas, explicó que en promedio un niño necesita nueve ampollas de Asparaginasa para una etapa inicial y 24 para el resto del tratamiento que dura dos años y medio.

Esto implica un costo de entre 1.800 y 2.500 por frasco, según la industria de fabricación. Los altos costos de insumos para las sesiones de quimioterapia se suman a los gastos en consulta, fisioterapia y psicología. Por esta razón se hace tan necesaria la dotación de medicamentos.

“Pagamos de todo: internaciones, consultas, fisioterapia, psicología. A la semana por lo menos gastamos hasta 300 bolivianos, sin pagar la medicación”, manifestó una mamá, Dalsy Serrano.

Fuente: Los tiempos

Deja un comentario