El expresidente Carlos Mesa, tras confirmar que se reunió con funcionarios de la delegación diplomática de Estados Unidos (EEUU), acusó al Gobierno de Evo Morales de espionaje por revelar sus actividades privadas, aclarando que Bolivia es un país democrático.

Ayer en la mañana, durante la entrega del edificio que pertenecía a la Agencia de los EEUU para el Desarrollo Internacional (Usaid) a la Fuerzas Armadas, el Jefe de Estado dijo que está informado sobre cuatro miembros de la Embajada de EEUU, a la cabeza de su encargado de negocios Peter Brennan, que visitaron a un expresidente para apoyarlo y evitar que (él, Morales) sea nuevamente presidente.


Estamos informados, el 6 de este mes cuatro miembros de la Embajada de EEUU, a la cabeza de su encargado de negocios Peter Brennan, visita a un expresidente para decirle que el Evo no puede ser presidente nuevamente, tiene que ser candidato y ofreciendo todo el apoyo, afirmó durante su alocución.


Ante tal afirmación, Mesa reaccionó a través de un artículo en su blog en el que detalla la visita de cortesía del diplomático estadounidense y dos nuevos funcionarios, Rolf Olson y Marianne Scott, que trabajarán con el nuevo Encargado de Negocios, y recuerda que vive en un país democrático en el que puedo reunirme con quien me parezca oportuno.


Es una muy mala noticia para el país que el Primer Mandatario, en un discurso público, diga que espía a sus compatriotas y que además convierte en una acusación carente del más mínimo fundamento, un encuentro legítimo e incuestionable, como las decenas de reuniones de esta naturaleza que he realizado con representantes diplomáticos y de organismos multilaterales acreditados en Bolivia, dado precisamente mi carácter de ex presidente Constitucional de Bolivia y Representante Oficial de Bolivia para la Demanda Marítima, sostiene.


Acota que comprueba que mis actividades privadas son objeto de seguimiento por parte del Gobierno y, lo que es más grave, que éste adolece de profundas fallas. Señaló que no se reunió con cuatro, sino con tres representantes diplomáticos y que no se habló en ese encuentro una sola palabra que se refiera directa o indirectamente a los temas que hizo mención Morales.


Menos aún, a una supuesta oferta de apoyo a quien ni es precandidato, ni candidato para las elecciones de 2019, agregó.


EEUU rechaza


Por su parte, la Embajada de EEUU en Bolivia corroboró que, con motivo de despedirse y presentar a nuevos funcionarios de esta legación diplomática, el Encargado de Negocios estadounidense se reunió con Mesa.


En efecto, el Sr. Peter Brennan realizó una visita de cortesía al expresidente Mesa para despedirse y presentarle a los nuevos funcionarios de la Embajada, señala el comunicado de la Embajada al recordar que son funciones normales de los diplomáticos y de ninguna manera constituyen conspiración ni injerencia.


 

2008 el Gobierno expulsó al Embajador de Bolivia. En 2013 también expulsó a Usaid del país.

 

ANTECEDENTES


En 2008, Morales expulsó al exembajador de Estados Unidos Philip Goldberg y lo declaró persona no grata por conspirar contra la democracia. En noviembre de 2008, decide suspende indefinidamente las operaciones del Departamento Antidroga de Estados Unidos (DEA), tras acusarlo de realizar espionaje y conspiración contra su Gobierno.


El 1 de mayo de 2013, el Gobierno expulsó a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), acusada de conspirar.


La última semana, Morales acusó en varias oportunidad al encargado de Negocios de EEUU, Peter Brennan, de confabular en su contra.


El 9 de noviembre, se supo que Brenann culmina su gestión en diciembre y que será reemplazado por Bruce Williamson en el cargo.


 


MORALES ADVIERTE AL NUEVO ENCARGADO DE NEGOCIOS DE EEUU QUE NO CONSPIRE


El presidente Evo Morales advirtió ayer al nuevo Encargado de Negocios de EEUU, que asumirá en diciembre, Bruce Williamson, que si viene a conspirar en contra de su Gobierno, se encontrará con la horma de su zapato.


Días atrás, el Jefe de Estado advirtió al aún encargado de Negocios, Peter Brennan, con expulsarlo del país si continúa planificando ataques contra la gestión de Gobierno, tal como lo hizo con Philip Goldberg, exembajador de Estados Unidos en 2008.


El nuevo Encargado de Negocios, saludamos, llegará, pero mucho respeto al pueblo boliviano, respeto a nuestra soberanía y dignidad, si viene a conspirarnos como está conspirando el que se va (Brennan), ese nuevo Encargado de Negocios se encontrará con la horma de su zapato, aseguró durante el acto de entrega de instalaciones al Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas.


Acotó que el pueblo boliviano se encuentra organizado para defender su soberanía y particularmente sus recursos naturales, porque cualquier intervención en Bolivia o fuera de Bolivia solo son pretextos para adueñarse de los mismos.

Asimismo, dijo que el saliente diplomático Brennan se va del país sin ningún trofeo, porque su misión era dividir la nación y derrotar a nuestra revolución, fracasó, pese a su experiencia, ahora se va sin ningún trofeo, no pudo, remarcó.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario