carlos mesa

El ex-presidente y vocero de la demanda marítima en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Carlos Mesa (2003-2005), aseguró el lunes que por encima de cualquier consideración personal está el interés por Bolivia, en alusión a repercusiones mediáticas “desmesuradas” de sus declaraciones en una entrevista radial que -a su juicio- generaron una falsa polémica.

“Mi compromiso como representante es inalterable. En lo que a mí toca, seguiré haciendo el trabajo que me ha sido encomendado con la misma dedicación de siempre, con la única meta de fortalecer la política de Estado de Bolivia para la Causa Marítima. Por encima de cualquier consideración personal, está el interés del país y a ese interés estoy sometido hoy y siempre”, señaló en su cuenta Twitter.

En una publicación denominada ‘Mi Palabra. El Mar está por encima de Todo’, Mesa remarcó que, como acordó con el presidente Evo Morales, su compromiso con el tema del mar “no embarga” su libre conciencia y el derecho de expresar sus ideas como ciudadano y como ex-presidente.

“El Presidente y el país saben que no estoy interesado en hacer campaña política de ninguna naturaleza”, refrendó.

Aseveró que durante un año y medio realizó un “intenso trabajo comprometido con el Estado boliviano”, junto al equipo marítimo.

Puntualizó que contribuyó a la redacción de ‘El Libro del Mar’, además de una amplia explicación a la comunidad internacional sobre cuáles son los argumentos históricos y jurídicos que sustentan la demanda presentada por Bolivia contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

“He tenido también oportunidad de dejar en claro la posición boliviana en Chile. Esa tarea estuvo estrechamente coordinada con el Primer Mandatario”, complementó.

Mesa aclaró que sus declaraciones del pasado 6 de enero en una entrevista con Eduardo Pérez Iribarne de Radio Fides, “nada tienen que ver con afectos o desafectos personales o políticos”.

En esa entrevista afirmó que el presidente Evo Morales le debe mucho más de lo que reconoce al ex-presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, que huyó a Estados Unidos forzado por una revuelta popular.

Fuente: ABI

Deja un comentario