<

p class=”rtejustify”>

El vocero de la demanda marítima y expresidente de Bolivia, Carlos Mesa, con el artículo publicado hoy en El País: Bolivia-Chile: resolver en el siglo XXI lo que aún está pendiente, le respondió al canciller chileno Heraldo Muñoz, quien ayer en el mismo diario escribió: Chile-Bolivia: la distancia del siglo XXI.

Este cruce de ideas y argumentos se da en medio de la presentación de la dúplica que Chile hizo hoy en la mañana ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en el marco de la demanda marítima interpuesta por Bolivia el 2013.

Por primera vez, no fue Bolivia quien lo dijo, sino el máximo tribunal internacional de justicia: sí hay temas pendientes entre Chile y Bolivia, lo que desmonta definitivamente el argumento chileno de que el Tratado de 1904 (referido a nuestros límites territoriales) resolvió todos los problemas existentes entre ambas naciones, señaló Mesa.

Comparto mi artículo en El País de Madrid. Respuesta a canciller Muñoz https://t.co/B2DbKrdm97

 Carlos de Mesa G. (@carlosdmesag) September 15, 2017

Es imprescindible comprender que el espíritu de Bolivia al presentar su demanda ante la Corte, es buscar una solución pacífica y negociada a un problema que Chile no solo no ha querido resolver por ese medio, sino que se ha empeñado en encapsular en una negociación bilateral que condenó siempre a un callejón sin salida, agregó el vocero boliviano de la demanda marítima.

Por su parte, Muñoz señaló que la demanda boliviana busca modificar el territorio de Chile y la alteración de un tratado vigente. Chile ha estado dispuesto a escuchar las aspiraciones de Bolivia y presentar sus intereses propios al país vecino. Sin embargo, ello no significa que exista una obligación jurídica de negociar un acceso soberano, apuntó.

Chile-Bolivia: la distancia del siglo XXI; por Heraldo Muñoz https://t.co/uJMY8YQLvk vía @el_pais

 Heraldo Muñoz (@HeraldoMunoz) September 14, 2017

Bolivia goza de acceso al mar, sin soberanía, con exenciones tributarias y una serie de otros beneficios que anualmente cuestan a Chile cerca de cien millones de dólares, otorgados para una mejor implementación del régimen establecido a perpetuidad en el mismo Tratado de 1904, añadió el canciller chileno.

La dúplica chilena se presenta luego de que Bolivia entregó su réplica el pasado 21 de marzo. Muñoz también explicó que la estrategia que asumieron apunta a las inconsistencias y cambios de rumbo de la argumentación boliviana.

Entretanto, Bolivia ya se prepara para la fase oral del juicio marítimo contra Chile. Con la entrega de la dúplica por parte del vecino país, se da por cerrada la fase escrita del proceso.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario