La pasada semana dos trabajadoras ingresaron a huelga de hambre y denunciaron que fueron víctimas de abuso laboral, por lo cual pedían que el administrador de la CNS, Josué Barrios, deje el cargo. Posteriormente en asamblea decidieron acatar un paro de 48 horas el 13 y 14 de septiembre.    La secretaria ejecutiva del Sindicato Médico y Ramas Afines, Ibilin Mosco, manifestó que la medida fue en contra de las autoridades “interventoras”, para que renuncien a su cargo. Considera que la designación del administrador fue ilegal. “Es un sindicato de profesionales el que no está de acuerdo con el doctor Barrios, ayer (miércoles) renunciaron los jefes de servicio en apoyo a nuestro pedido. La solución es que renuncie, que se vaya de la institución”.La dirigente dijo que durante los dos meses vio el accionar del administrador, quien pasa memorándums directos y no respeta las jerarquías, tampoco la carrera profesional de sus compañeras.Por su parte, Barrios explicó que como autoridad legalmente establecida pidió informes a diferentes áreas, pero los responsables no cumplieron con ese encargo y lo desconocieron como autoridad, por lo cual no le quedó más que aplicar el reglamento interno, como las llamadas de atención y emitir memorándums. Por lo cual, mencionó que no hay acoso laboral.  “Sí hubo quejas de pacientes con cartas notariadas, denunciaron que algunos médicos no quisieron atenderles. Entonces una vez que se emita el dictamen del Ministerio de Trabajo, si es legal o ilegal la medida, habrá los descuentos correspondientes a aquellos que abandonaron sus fuentes de trabajo. No se puede marcar y abandonar el trabajo”.Por su parte, el director departamental del Trabajo, Ramón Vilca, dijo que se convocará a las dos funcionarias y al administrador de la CNS a una audiencia de conciliación. Por otro lado, se pronunciará como institución sobre legalidad o ilegalidad de la medida de acuerdo a los antecedentes. Pero ya se tiene establecido que no se cumplió ningún requisito para que la medida sea legal.Explicó que recibió denuncias escritas en contra de Barrios, pero llegaron después de haber iniciada la huelga.“Asumieron una huelga de hambre sin haber tenido la licencia correspondiente, además sin haber establecido o tomado en cuenta la Ley General del Trabajo para asumir ese tipo de medidas-señaló Vilca. Más aún cuando se tiene una acción popular que les impide realizar paros, eso tiene carácter vinculante y es una obligación cumplirla”.El director del Hospital Obrero, Roberto Barriga, manifestó que los servicios se atendieron con normalidad y no recibió reclamos de los pacientes. Recordó que hay una sentencia constitucional que indica que no se puede hacer huelgas.“No sé cual será el sentimiento de abuso de poder, porque se pidió un informe del POA 2018 y de ahí comenzó todo-sostuvo Barriga. Da miedo porque vienen los pacientes a decirnos que no les quieren atender, no se puede hacer nada, todo es acoso laboral, o si le llamó la atención dicen que es acoso sexual”.

La CNS dará a conocer los resultados de las auditorías

El administrador de la Caja Nacional de Salud de Tarija (CNS), Josué Barrios, indicó que se tiene los informes preliminares de las auditorías que realiza la institución. Estos están dirigidos a recursos humanos, planillas e incompatibilidad funcionaria, principalmente. Los resultados finales los harán conocer una vez concluido el proceso. Aseguró que todos los proyectos están en curso y en ejecución acorde al Programa Operativo Anual (POA).

Fuente: www.elpaisonline.com

Deja un comentario