Tras la primera jornada de audiencia en Pozo Almonte, el ministro de Justicia, Héctor Arce, expresó la esperanza de que la justicia libere a los nueve bolivianos capturados cuando luchaban contra el contrabando y advirtió que un fallo adverso sentará un funesto precedente que perseguirá la imagen y credibilidad de Chile.

Como decíamos ayer somos escépticos en relación al fallo que vaya a salir, pero la experiencia de esta mañana nos ha llenado de esperanza de que finalmente, pese a las presiones que puedan haber, la justicia se imponga, sostuvo y expresó que la juez Isabel Peña mostró interés por conocer las circunstancias y hechos que envuelven lo ocurrido el 19 de marzo.

Hace tres meses, carabineros capturaron a los dos militares y sietes funcionarios aduaneros cuando luchaban contra el contrabando en la zona de frontera. Poco después fueron llevados a un proceso y enviados a la cárcel de Alto Hospicio hasta tanto concluyan las investigaciones por los delitos de robo con intimidación y violencia, porte y tenencia de armas prohibidas y contrabando.

La Fiscalía pidió en la audiencia tres años y un día por robo e igual pena por portación de armas, mientras que una multa de más de 32 millones de pesos (más de $us 48.000) por contrabando. Los nueve acusados aceptaron el proceso abreviado y la defensa negó los cargos por los cuales se los acusa en una argumentación según Arce- solvente.

Arce expresó ayer su desconfianza frente al proceso y hoy se mostró más esperanzado.

Esperamos que haga honor a la justica y actúe en función a lo que es correcto, lo que es justo; un fallo condenatorio va a ser un antecedente nefasto, va ser un antecedente que va a perseguir a Chile y su credibilidad, su imagen y le va a generar gravísimas responsabilidades, advirtió poco después de declarar la audiencia en recese hasta la tarde de este miércoles.

El abogado Claudio Vila, que asiste  los bolivianos, afirmó que se espera que sean absueltos este miércoles, aunque admitió la posibilidad de una codena. Hay condena, por tanto habrá expulsión de ellos de Chile a Bolivia, afirmó.

Arce espera que en el tiempo más breve posible los bolivianos retornen a Bolivia y los recibamos en la frontera.

Fuente: La Razon

Deja un comentario