Una misión boliviana viajará la primera semana de marzo a China y Rusia para continuar con los trabajos de homologación de protocolos sanitarios que permitirán exportar carne vacuna a esos mercados. Actualmente, el excedente de este producto asciende las 15.000 toneladas por año, lo que representa un ingreso de al menos 60 millones de dólares.

El presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), José Luis Vaca, informó ayer que el comité de exportación  sostuvo el miércoles una reunión con funcionarios del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras para reiniciar la agenda de trabajo 2018, que apunta abrir mercados internacionales.


El comité de exportación está conformado por representantes del sector ganadero, frigoríficos y del  Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).


Es una muestra de que el trabajo de conseguir mercados va en serio y que hay interés de esos países porque ellos están pidiendo que vaya nuestra comisión, sostuvo.


Según el líder ganadero, los excedentes exportables de carne que registra Bolivia ascienden las 15.000 toneladas, equivalente al 2 por ciento del consumo nacional.


Vaca también indicó que en los pasados días se promulgó el Decreto Supremo 3443 que autoriza la libre exportación de carne previo abastecimiento al mercado interno. Destacó que, a diferencia de años anteriores, esta normativa no contempla una fecha de caducidad, por lo que se trata de una autorización gubernamental a la libre exportación sin cupos ni plazos.


Los productores ya no tienen la restricción para invertir. Esto  generará una gran inversión en el sector ganadero y creemos que a un plazo de tres o cinco años los excedentes (de carne) van a ser tres o cuatro veces mayor. Mientras más excedente haya, nunca va a faltar carne para el país, explicó a este medio el presidente de Fegasacruz.


Actualmente, Bolivia exporta a Perú y Ecuador. En 2017, según Vaca, el volumen exportado a estos mercados alcanzó las 2.000 toneladas. No obstante, la perspectiva del sector ganadero es incrementar la producción hasta obtener excedentes de 100.000 toneladas de carne por año.


Observan Código Penal


Por otro lado, Vaca dijo que su sector rechaza el nuevo Código del Sistema Penal porque considera que es un retroceso para su rubro, considerando que la sanción para el delito de robo de ganado es de un año en caso de tratarse del hurto de una cabeza y de dos a cuatro si es de más de dos animales.


 


DATOS


Negociación inició en marzo de 2017. Luego del escándalo que se desató en Brasil por la supuesta adulteración de carne bovina destinada a la exportación, el Gobierno boliviano anunció la potencialidad de exportación a mercados asiáticos.


¿Cuánto ganado vacuno hay en Bolivia? La población de ganado vacuno en Bolivia alcanza a 9.260058 cabezas, de las cuales el 43 por ciento se encuentra en Santa Cruz.


Crece volumen de exportación de carne. En 2015, se autorizó la exportación de 7.000 toneladas y se exportaron 2.000 por la sequía.


 


ANÁLISIS 


José Alberti. Jefe de análisis Cadex


Las regulaciones provocan pérdidas


Las regulaciones y controles de precios, máximos, mínimos o bandas, lo único que provocan es una pérdida irrecuperable de eficiencia y disminución de los excedentes tanto del productor como del consumidor. También hay un total de riesgo de escasez y una desmotivación a la producción, que también lleva a que disminuyan los ingresos para el productor. Provoca la sustitución de los mismos productos que podemos producir nosotros por importados que pueden ganar terreno debido a estas regulaciones y controles de precios.


Después de varios años, el sector productivo le ha demostrado al Gobierno con datos estadísticos, que las restricciones a las exportaciones en la carne bovina lo único que han hecho es desincentivar y perder oportunidades.


Entonces, creo que la liberación es un acto racional y también inteligente, porque Bolivia está en una prolongada desaceleración económica y el país necesita ingresos y el único que puede reactivar la economía, es el sector no tradicional.

Fuente: Los Tiempos

Fuente: La Prensa

Deja un comentario