<

p class=”MsoNoSpacing” style=”text-align: justify”>El presidente Evo Morales propuso este martes ante la cumbre mundial anti-muros de Tiquipaya Cochabamba, la creación de una ciudadanía universal plurinacional y formular nuevos derechos universales del hombre, donde el libre desplazamiento de las personas de un territorio a otro constituya un elemento fundamental para el desarrollo de una sociedad universal en convivencia con la madre tierra.

En presencia del expresidente español José Rodríguez Zapatero, su colega de Ecuador Rafael Correa, representantes de organismos internacionales, del Vaticano y delegados de 40 países,  Morales dijo criticó la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump de construir un muro en la frontera con México para evitar la migración de mexicanos hacia el norte.

Dijo que el libre desplazamiento significa que no puede haber muros para el ser humano, restringiendo el derecho de buscar en otros países la satisfacción de sus niveles de vida.  Aclaró que su propuesta no importa eliminar los registros necesarios en cada territorio, pero demandó que ningún Estado prohíba a un ciudadano el ingreso por condiciones religiosas, culturales lingüísticas u otros motivos.  

Morales señaló planteó la creación de una Renta Básica Universal que podría adquirirse a sola condición de ser humano.  Dijo que se trata de perfilar una ciudadanía compuesta.  Por una parte, la ciudadanía territorial y por otra, la ciudadanía universal territorializada para tener una comunidad humana universal.

A esto llamamos una sociedad plurinacional, porque se respeta la dignidad, la cultura y la diversidad de cada pueblo, dijo el presidente Morales, en un discurso leído en 40 minutos en el que puntualizó la necesidad de construir un mundo al servicio del ser humano y no al servicio de las cosas o las mercancías  que tienen libre desplazamiento por territorios del mundo.

Asumió defensa de los miles de migrantes en varios países del mundo porque son ellos quienes prestan servicios,  de mano de obra, cuidado de los hijos y los ancianos, algo que los ciudadanos de países potentados no quieren asumir, lo que refleja un abuso a los migrantes que provienen de países pobres.

Sin embargo advirtió que si acaban las invasiones, se acaba el terrorismo; pongan fin a la pobreza y se terminará la insurgencia y mientras no haya justicia social, nunca habrá paz mundial, sentenció el mandatario boliviano.

Manifestó que los migrantes no son culpables de la crisis económica de los países poderosos, sino la concentración de la riqueza en pocas manos. Se dice que el migrante pone en riesgo el derecho de los trabajadores y la seguridad, pero ¿quién hace florecer los campos abandonados? ¿Quién se ocupa de los trabajos más pesados?, sino es el migrante, preguntó.

En el final de su discurso, criticó al presidente norteamericano Donald Trump por abandonar el Acuerdo de París porque en su criterio,  constituye una amenaza a la vida y a la madre tierra, pero le advirtió que las provocaciones, ofensas de Trump, no intimidan por el contrario alimentan el espíritu antiimperialista y fortalece la lucha anticapitalista.

Expresó su solidaridad al pueblo cubano ante la decisión de Trump de revisar el acercamiento con Cuba dispuesto por el exmandatario Barak Obama. Igualmente manifestó su respaldo al presidente de Venezuela Nicolás Maduro ante lo que Morales cree que lo que hay es un golpe de Estado.

Hermano Maduro dale duro al imperio, todos estamos dispuestos a defender a los presidentes electos por voto popular, afirmó ante la masiva concurrencia en el coliseo de Tiquipaya, Cochabamba, que aplaudió las manifestaciones de apoyo a los gobierno de Cuba y Venezuela.

Fuente: Erbol

Deja un comentario