Lucía Andrea Vargas Crespo y José Enrique Aquino Apaza, ambos de 26 años, madrugaron el domingo para ir a Cotoca a hacer bendecir la moto de la mujer y encomendarse a la Virgen. Lamentablemente no llegaron a destino, pues a las 6:30, cuando la pareja, cada cual en una moto, iba por el octavo anillo de la ruta hacia el santuario, un conductor ebrio los atropelló, resultando la mujer con una clavícula fracturada. El director de Tránsito, Constatino Sejas, señaló que Álvaro Condori Ramos (22) dio positivo en el alcohotest, por lo que su licencia será suspendida y no podrá conducir por un año. Con este caso, ya suman 1.526 las licencias suspendidas a conductores en estado etílico, de las cuales un 10% corresponden a personas reincidentes a las que se les ha suspendido la licencia de conducir de por vida.Ese será el caso de Brayan Elias Argote Morales (25), quien por segunda vez fue sorprendido conduciendo en estado de ebriedad. A las 5:30 de la mañana de ayer, el joven chocó su vehículo contra un poste en el quinto anillo de la carretera a La Guardia y también dio positivo al alcohotest. Aunque el conductor salió ileso, dos mujeres que lo acompañaban resultaron heridas, dijo Sejas. El experto en accidentología vial Ramón Salazar, de Tránsito de la Policía, señaló que el número de accidentes de motocicletas creció un 22% entre 2015 y 2016, debido al incremento del uso de este tipo de vehículo por sus bajos costos y facilidades de adquisición.  El fin de semana, dos adolescentes, de 17 y 18 años, fallecieron en Basilio, en el kilómetro 38 de la carretera a Camiri. Un camión los arrolló cuando iban en una moto y fallecieron de forma instantánea. Sejas señaló que el conductor abandonó el camión a tres kilómetros del lugar del hecho y se escapó. Sin embargo, el dueño del motorizado fue citado a declarar hoy y el chofer está identificado. Pericias esclarecen casosSalazar señaló que las pericias científicas realizadas por Tránsito permiten determinar el por qué y cómo de los accidentes. Pese a eso hay poca costumbre de acudir a los peritajes y solo los solicitan aproximadamente en un 5% de hechos en que hay muertes y un 30% para determinar responsabilidades por daños materiales. “Hubo un caso en La Paz que se quería hacer creer que fue accidente cuando en realidad fue un asesinato”, dijo y acotó que las estadísticas revelan que un 10% de los hechos suceden por fallas en los vehículos, un 5% por defectos en las vías y el 85% por errores humanos. “Falta consciencia en la gente”, observa el experto. 

Fuente: El Deber

Deja un comentario