Un joven de 18 años perdió la vida con fiebre amarilla tras seis días de internación en el hospital Viedma. 

El hombre, oriundo de Potosí, realizaba viajes constantes a Villa Tunari y hace más de una semana que comenzó a sentirse mal, por lo que acudió al hospital de ese municipio.

Por su grave estado, los médicos lo derivaron al Hospital Viedma donde finalmente, ayer perdió la vida, informó el jefe de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba, Arturo Quiñones.

La autoridad en salud explicó que la víctima no recibió la vacuna en ningún momento. No fue vacunado en la campaña del 2007 donde se inmunizó a personas de 12 años a 47 y tampoco hizo el servicio militar donde se pide la dosis como requisito.

El joven no recibió la vacuna y en esas dos instancias podía haber tenido la oportunidad de obtener la vacuna, por lo tanto estaba susceptible a contraer la enfermedad.

La autoridad indicó que este caso se da en Cochabamba casi después de una década, lo que demuestra la efectividad de la vacuna.

Indicó que las personas que fueron inmunizadas están protegidas, pero pidió que los ciudadanos que todavía no se inmunizaron lo hagan en cualquier centro de salud público.

Queremos aclarar que la vacuna está disponible actualmente para las personas de 12 a 23 años.

PRIMERA MUERTE El 14 de febrero, el sargento Rodrigo Mamani Mamani, de la Unidad de Patrullaje Ecológica, falleció también por la enfermedad. En esa ocasión el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de El Alto, Erik Millares. El hombre se automedicó ante los síntomas, pero el médico forense indicó que se trataba de la enfermedad.

Cuatro días antes, el Ministerio de Salud informó sobre el primer caso positivo de la enfermedad tras diez años de lucha contra el virus.

Un ciudadano dinamarqués que se encontraba de viaje en Caranavi dio positivo a los análisis del virus.

El extranjero fue atendido de emergencia y sometido a un laboratorio, pero posteriormente fue dado de alta y se fue a Chile.

LA ENFERMEDAD Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados.

El término “amarilla” alude a la ictericia que presentan algunos pacientes.

Entre los síntomas están fiebre, cefaleas, ictericia, dolores musculares, náuseas, vómitos y cansancio.

Una pequeña proporción de pacientes infectados presentan síntomas graves, y aproximadamente la mitad de estos fallecen en un plazo de siete a 10 días.

VIAJES El Ministerio de Salud emitió en febrero un instructivo para que todos los aeropuertos bolivianos realicen el control de carnet internacional de vacuna contra la fiebre amarilla a viajeros que entren o salgan del país.

Mosquito 

El virus de la fiebre amarilla es un arbovirus del género Flavivirus transmitido por mosquitos de los géneros Aedes y Haemogogus . Las diferentes especies de mosquitos viven en distintos hábitats

Fuente: Opinion

Deja un comentario