<

p class=”MsoNormal”>En el debut de Neymar, el PSG consiguió una importante victoria por 3 a 0 en condición de visitante, que terminó siendo más holgada de lo que se suponía, tras los primeros 45 minutos. Con este resultado, suma 6 unidades en dos fechas disputadas de la Ligue 1 y comenzó la temporada de la mejor manera.

La primera mitad encontró a un Neymar desesperado por marcar un gol. Ubicado en el centro del campo y con el rol de armador, toda una novedad, el brasileño buscó por todos los medios pero no pudo romper el cero en el marcador.

Sobre la media hora de juego, Marquinhos estampó un cabezazo en el travesaño en la jugada más clara de la primera mitad, etapa que contó con pocas situaciones.

La ambición por marcar un tanto obstruyó la visión de Neymar, quien perdió la oportunidad de asociarse con sus nuevos compañeros. Lo mejor del delantero se vio en sus esporádicos encuentros con el uruguayo Edinson Cavani y con el francés Adrien Rabiot, encargado de llevar pausa y serenidad al mediocampo.

El segundo tiempo se encaminaba igual, pero Jordan Ikoko, defensor del Guingamp, quiso buscar a su arquero y con un pase demasiado esquinado terminó convirtiendo el 1 a 0 en favor del PSG.

Diez minutos después Neymar asistió a Cavani que escapó mano a mano y con la cara interna del pie derecho colocó la pelota contra el segundo palo y estableció el 2 a 0.

Tras el ingreso de Javier Pastore, Neymar se tiró sobre la izquierda y se desligó del armado de juego, aunque no del ataque. Sobre el final encontró su gol tras una gran jugada de Cavani por ese costado y un centro atrás que el brasileño no perdonó.

El resultado final fue 3 a 0 en la segunda jornada de una liga que se encamina a ser dominada por el PSG, cuyo principal objetivo es la Champions League.

(Infobae)

 

Fuente: Erbol

Deja un comentario