Cuando se le pregunta qué le diría a los hombres que la salvaron luego de estar más de tres horas colgada de un pie en el bus de la empresa Sin Fronteras que se embarrancó en Pampagrande el viernes, Ana Lisbeth Yupari (7), se tapa los ojos con el antebrazo, su sonrisa deja ver todos sus dientes y dice tímidamente: “Saludos. Y muchas gracias”.

Ante la misma pregunta, a su madre Sofía Zambrana se le humedecen los ojos y se queda sin voz. Lo que debía ser una vacación familiar para ellos, se convirtió en una pesadilla. Cuando el bus cayó más de 150 metros, el pie derecho de la niña quedó atrapado entre el techo y el portaequipajes; su gemela, Ana Paola y su otra hermana de 12 años pedían auxilio en la oscuridad y la sostenían como podían para que el peso de su cuerpo no hiciera fuerza en el pie.

Su madre Sofía había sido expulsada del bus en medio de la caída y su padre estaba inmóvil, con golpes en la columna y la pelvis y un brazo fracturado. “Mi niña gritaba en medio de la oscuridad. Nos decía ‘papi, mami, sáquenme de aquí’, y nosotros no podíamos hacer nada”, recuerda Sofía.

En medio del caos y de los gritos de los heridos, algunos pudieron usar sus teléfonos para pedir auxilio. Hasta que la ayuda llegó. “Cuando la vi, pensé que la niña estaba óbito porque no se movía. Al lado estaban sus hermanitas sosteniéndola”, cuenta Osvaldo Flores, un samaipateño que es chofer de la ambulancia de Mairana. Él, junto a un médico de nombre Luis, además de un policía y un comunario de quien no sabe los nombres, trabajaron desde las 5:30 hasta las 7:00 para lograr liberar a la niña.

Osvaldo está contento de que Ana Lisbeth esté bien y ella espera volver a caminar pronto.

23 accidentes de busesTránsito de la Policía informó de que en lo que va del año, suman 23 los accidentes en que se han visto involucrados buses, de los cuales 14 han sido en Santa Cruz, cinco en Warnes, dos en Yapacaní, uno en Pailón, uno en El Torno y otro en Pampagrande. Estos hechos han provocando 18 muertes y más de 60 heridos.

Fuente: El Deber

Deja un comentario