Pese a sostener una reunión por más de siete horas en la ciudad de Santa Cruz, el Gobierno nacional y el Colegio Médico de Bolivia no llegaron ayer a un consenso respecto a la implementación del Decreto Supremo 3385, que crea la Autoridad de Fiscalización y Control de Seguridad Social de Corto Plazo y los Subsectores Público y Privado de la Salud. Ante esta situación, el paro médico en el servicio público y seguridad social continúa, según confirmaron ambas partes.

La ministra de Salud, Ariana Campero, lamentó que en la prolongada reunión de ayer, que incluyó un cuarto intermedio, no se hubiera podido llegar a un acuerdo firmado, ya que el sector movilizado pretende que el nuevo ente fiscalizador tenga competencia sólo en la seguridad social y no así en el servicio público ni privado.


Nosotros hemos sido muy claros desde un principio. Como Ministerio de Salud, creemos que la Autoridad Nacional de Fiscalización de Salud debe y tiene que fiscalizar al Sistema Nacional de salud, dijo Campero a tiempo de señalar que hoy hará una nueva convocatoria al diálogo.


La Ministra mencionó que el Gobierno puso a disposición la elaboración de un nuevo decreto supremo, pero esto tampoco permitió alcanzar un acuerdo entre las partes. No obstante, dijo que ese planteamiento continuará y que no se cerrará ninguna posibilidad de diálogo.


Los médicos


Por su parte, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, expuso una interpretación de los resultados del encuentro, distinta a la de Campero, al argumentar que durante la reunión se consiguió la abrogación del Decreto Supremo 3385 y la confección de uno nuevo que contemple la fiscalización al sector de la seguridad social, puesto el sector público y privado ya son fiscalizados por gobernaciones y municipios.


Es innecesario crear una nueva autoridad que fiscalice porque esto estaría chocando las competencias, agregó.


Cruz también ratificó su rechazo al artículo 205 del Código de Sistema Penal, que se refiere a la mala praxis, y aseguró que éste debe ser eliminado.


Ante la nueva convocatoria efectuada ayer por el presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales, el representante de los profesionales médicos dijo que tendrán una respuesta durante la jornada de hoy, luego de sostener una reunión con el Consejo Médico de Bolivia.


El rechazo a las mencionadas normativas surge por la supuesta incorporación de sanciones de privación de libertad por más de seis años ante un caso de mala práctica profesional, además de la inhabilitación al ejercicio profesional por 10 años, así como el resarcimiento de daños y embargo de bienes.


Nueva convocatoria


La Ministra de Salud propuso ayer a los médicos suspender el paro de actividades que éstos mantienen desde hace 14 días y advirtió que no se trata de una condicionante para atender las demandas, sino de un pedido por el bien de la población que no tiene por qué pagar los platos rotos.


Campero añadió que, sin embargo, los representantes del Colegio Médico mantuvieron la firme decisión de continuar con esa medida de presión pese a llegar un acuerdo con respecto al Decreto, con el argumento de que todavía queda pendiente la atención de esta norma en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) en cuanto al rechazo al artículo 205 del Código del Sistema Penal boliviano.


 


MARCHAS EN LA PAZ Y COCHABAMBA


Durante la jornada, se realizaron marchas de protestas de estudiantes de medicina y galenos en las ciudades de Cochabamba y La Paz, y paro en los hospitales públicos de todo el territorio nacional.


El sector cumple cerca de dos semanas de paro en rechazo al artículo 205 del proyecto del Código del Sistema Penal y el Decreto Supremo 3385 que crea la Autoridad de Fiscalización y Control de Seguridad Social de Corto Plazo.

En Santa Cruz, el proceso de diálogo se instaló desde las 16:00 en predios del Sindicato de Trabajadores Petroleros y la única temática en mesa fue la vigencia de la Autoridad de Fiscalización que estaba siendo rechazada por los galenos.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario