Ante el anuncio de un nuevo paro aduanero en Chile, los transportistas bolivianos están en situación de alerta por el posible cierre de fronteras, lo que derivaría en daños económicos al comercio exterior boliviano. Por ello pidieron a las autoridades nacionales enviar un reclamo para evitar perjuicios en el sector.

“Esta mañana tuvimos una reunión analizando y viendo la opción de una alternativa portuaria a través de Ilo (Perú) y también hemos pedido que el Viceministerio de Transporte pueda generar una nota a la Cancillería del Estado para que se pueda hacer el reclamo correspondiente a su similar y evitar los perjuicios que pueda generar este paro”, sostuvo el secretario general de la Cámara Boliviana de Transporte, Gustavo Ribadeneira, en entrevista con el programa Todo A Pulmón que se difunde por Cadena A.

La preocupación surge ante anuncios de la Asociación Nacional de Funcionarios Aduaneros de Chile (Anfach) de comenzar un paro de carácter indefinido a partir del 20 de noviembre ante el incumplimiento de acuerdos con el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, lo que implicaría el cierre de fronteras.

“Este tema es recurrente y vuelve a preocupar e inquietar al sector”, sostuvo Rivadeneira. Más adelante puntualizó: “Esto nos preocupa porque va a generar lentitud en el servicio que otorgamos al comercio nacional (…) Nos pone en una situación vulnerable e de incertidumbre”.

En mayo pasado, ante un hecho similar, el presidente de la Cámara Departamental de Exportadores y Logística (Cadex), Oswaldo Barriga, calculó que un paro aduanero genera una pérdida de $us 5 millones por día a los exportadores. (13/11/2017)

   

Fuente: La Razon

Deja un comentario