Los hoverboards o scooter de balance autónomo parecen divertidos y útiles como medio de transporte, sin embargo existen muchos casos en que han llegado a incendiarse. La mayoría de las veces se produce porque la batería se calienta, y usualmente los artículos más baratos son los más propensos a explotar por su mala calidad. Pero, ¿qué pasaría si éstas tuvieran una batería de buena calidad a prueba de temperaturas altas? Evidentemente serían más seguras.

Un grupo de científicos de la Universidad de Stanford creó una batería de iones de litio que se apaga cuando se sobrecalienta y se reinicia cuando se enfría.

El equipo inventó un polímero térmicamente responsivo, un material ligero pero capaz de cubrir una batería sin problemas. Éste se encuentra relleno de partículas de níquel las cuales forman pequeñas puntas que conducen electricidad. Cuando las puntas se juntan, la electricidad fluye, generando que el dispositivo funcione.

Si la batería se sobrecalienta, el polímero se expande distanciando las partículas de níquel, deteniendo el flujo y apagando el dispositivo. Cuando éste se enfría las partículas se juntan nuevamente y se reinicia el flujo eléctrico, permitiendo que el aparato funcione de nuevo correctamente.

Para probar esto, el equipo de científicos experimentó con una luz LED. A ésta se le aplicó aire caliente y la luz se apagó. Le quitaron el calor y se encendió inmediatamente.

El estudio fue publicado en el diario Nature Energy.

Por ahora, esta batería solo está en calidad de estudio, pero se espera que en un futuro cercano se pueda aplicar en cualquier dispositivo electrónico, como computadores y smartphones que puedan estar en riesgo de incendiarse.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.

Ver en YouTube



fuente:http://www.fayerwayer.com

Deja un comentario