El lunes de la siguiente semana, a las 8:00, la Fiscalía ordenó la realización de una pericia balística reconstructiva en el lugar donde funcionaba la importadora Eurochronos, para levantar las evidencias necesarias que permitan saber desde dónde se disparó el proyectil que acabó con la vida da Ana Lorena Tórrez y que en el anterior informe del Instituto de Investigación Forense (IDIF) se determinó que la bala no pertenecía a ninguna de las armas de los atracadores y que fue percutada desde larga distancia.

El memorial, al que tuvo acceso EL DEBER, indica que la pericia complementaria se debe llevar adelante a partir de las 8:00 del lunes 18 de septiembre y que las finalidades del acto son determinar la trayectoria balística y la posición víctima-victimario, además de establecer las posiciones de las armas de fuego, los asaltantes y la víctima, tanto en el área interna como en el área externa de la escena del hecho. 

La comisión fiscal, integrada por Jorge Fernández, Yolanda Aguilera y José Parra, establece que del acto deben participar necesariamente los peritos forenses del IDIF Rafaela Mota Viera, Edwin Lino, Lineth Tatiana Fernández y Arturo Mercado Milán. 

Terminadas las pericias, la Fiscalía les puso un plazo de 10 días a los peritos para que emitan el informe sobre los puntos de pericia requeridos.
Para la defensa de la familia de Ana Lorena, representada por Adhemar Suárez y Jorge Santistevan, el acto del lunes es muy importante, aunque consideran que no cambiarán los lineamientos ya trazados con los estudios y las pericias que establecen que los proyectiles que impactaron en las víctimas fueron de larga distancia. 

Estudio comparativo
Por otro lado, los fiscales solicitaron al IDIF la realización de una acción identificativa y reconstructiva, con el propósito de hacer una comparación entre los proyectiles percutados y los colectados del lugar del suceso, con las balas o las esquirlas metálicas que se extrajeron del cuerpo de las víctimas Paúl Erick
Peña y Jeannine Vargas, ambos usados como escudos humanos. 

Mientras tanto, el Colegio de Abogados, por decisión del directorio, emitió un pronunciamiento oficial de respaldo a los juristas Adhemar Suárez Salas y Jorge Santistevan, por considerar que fueron mellados en su honor por el jefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Gonzalo Medina, al que acusaron de darles un trato discriminatorio y racista. El documento fue enviado al jefe policial Rubén Suárez. 

Fuente: El Deber

Deja un comentario