El comandante de la Policía Boliviana, Abel de la Barra, y el director de la FELCC de Santa Cruz, Gonzalo Medina, se reunieron este viernes con el jefe de la Policía Militar y autoridades de seguridad del Estado de Mato Grosso do Sul (Brasil), con la finalidad de cruzar datos sobre el crimen organizado. Asimismo se dio inicio a un curso dirigido a efectivos bolivianos sobre combate a la delincuencia en la zona fronteriza. 

La reunión se realiza después de que un grupo delincuencial, vinculado al Primer Comando de la Capital (PCC), intentó un atraco armado a una joyería de la ciudad de Santa Cruz, dejando un saldo de cinco fallecidos, entre ellos tres asaltantes, un policía y una civil.

El objetivo de la reunión fue intercambiar información sobre el crimen organizado en la región fronteriza y así realizar un trabajo más efectivo por parte de ambas fuerzas, según una nota de prensa de la Policía Militar de Mato Grosso do Sul (PMMS)

Es de suma importancia trazarnos estrategias para combatir al crimen. Esta reunión es parte del protocolo que fue firmado entre la Policía Boliviana y la PMMS, dijo el coronel Waldir Ribeiro, comandante de la unidad brasileña.     

En tanto, se dio por inaugurado un curso para 18 efectivos de la Policía de Bolivia para combate al crimen y patrullaje en ambiente rural, especialmente respecto a la modalidad de atraco denominada Novo Cangaço que incluye a varios delincuentes con armamento pesado, como ocurrió en el asalto al camión de Brinks en mayo pasado.     

Vamos a ayudarles en el rastreo de criminales y patrullas rurales, para que estén preparados tanto para la tarea preventiva como para la ofensiva, además del combate al tráfico de drogas que es el principal motivador de la violencia en la frontera, explicó el teniente coronel Wagner Ferreira.

El entrenamiento que comienza este lunes debe terminar para el 22 de julio, según la PMMS.

Fuente: Erbol

Deja un comentario