Juan Carlos Durán, presidente del estadio Real Santa Cruz, donde esta mañana murió un menor aplastado por una torres de luminaria que cayó sobre una gradería y dejó herido al menos tres personas, aseguró que se hará responsable de los gastos y expresó sus condolencias a la familia de la víctima.

De acuerdo con Durán el estadio fue sujeto a una evaluación permanente, incluso fue inspeccionado en días anteriores con miras a que el campo de futbol iba a ser sede de algunos partidos oficiales de la liga profesional del futbol boliviano.

"Yo voy a correr con todos los gastos y quiero manifestar mis condolencias con la familia del niño, pero quiero aclarar que el estadio fue evaluado, pero el viento fue demasiado fuerte y ha ido debilitando la columna", explicó Durán.

Tras la tragedia suscitada en el campo de futbol, la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF) decidió suspender la fecha programada para este sábado en el estadio.

Fuente: El Deber

Deja un comentario