AFP /

 

El partido CUP, aliado clave del gobierno
separatista cataln, reclam al presidente autonmico, Carles Puigdemont, que
levante la suspensin de la declaracin de independencia de Catalua ante la
amenaza del Gobierno central de arrebatarle competencias.

“Slo a través de la proclamacin de la
repblica seremos capaces de respetar lo que la mayora expres en las
urnas” en el referendo de autodeterminacin inconstitucional del 1 de
octubre, seal este partido en una carta al presidente regional.

Segn los independentistas, en esa votacin
prohibida por la justicia un 90% de los electores apostaron por el s a la
independencia y aunque solo particip un 43% del censo, Puigdemont se
comprometi a aplicar el resultado.

Sin embargo, en una confusa sesin parlamentaria el
martes, el presidente regional dijo asumir este mandato de crear una repblica
pero pidi la suspensin de los efectos de la independencia en aras de buscar
una mediacin internacional en su pulso con Madrid.

Pero el jefe del Gobierno espaol, Mariano Rajoy,
rechaza sistemticamente cualquier tipo de mediacin y envi el miércoles un
requerimiento al dirigente cataln para que aclarara si haba declarado o no la
secesin.

Dispone hasta el lunes para contestar. Si no lo
hace o asegura haber proclamado la Repblica, debe rectificar antes del jueves
19 de octubre o el ejecutivo central aplicar el artculo 155 de la
Constitucin que permite arrebatar competencias al gobierno regional e incluso
suspenderlo.

“Si pretenden seguir aplicando (…) el artculo
155 de la Constitucin y nos quieren seguir amenazando o amordazando, que lo
hagan con una Repblica ya proclamada”, reclama en su carta la CUP,
bsicos para mantener el gobierno independentista, formado por una coalicin de
conservadores y progresistas.

La vspera, la influyente asociacin
independentista Asamblea Nacional Catalana, responsable de las multitudinarias
manifestaciones nacionalistas de los ltimos aos, se expres en el mismo
sentido.

“Ante la negativa del Estado espaol a
cualquier propuesta de dilogo, ya no tiene ningn sentido mantener suspendida
la declaracin de independencia”, sealaron en un comunicado.

Esta regin de 7,5 millones de habitantes en el
noreste de Espaa est dividida casi a partes iguales sobre la independencia.
Aun as, una amplia mayora de la poblacin defiende celebrar un referéndum de
autodeterminacin pactado con el gobierno de Madrid, que se opone tajantemente.

 

Fuente: Pagina Siete

Deja un comentario