Varios líderes independentistas catalanes reconocieron ayer que la secesión no es un objetivo realizable en lo inmediato, y el destituido presidente Carles Puigdemont afirmó que para él sigue siendo posible un encaje de Cataluña dentro de España.

Puigdemont hizo esta afirmación en una entrevista al diario belga Le Soir, cuando los partidos catalanes están ultimando sus listas para las elecciones regionales del 21 de diciembre, convocadas por Madrid para tratar de zanjar el desafío independentista.


El propio líder secesionista, reclamado por la justicia española por un presunto delito de rebelión, quiere concurrir a las urnas al frente de una lista llamada Juntos por Cataluña. Su objetivo es que esa lista sea transversal y no se limite a los miembros de su formación, el Partido Demócrata Catalán (PDeCAT).


Estoy dispuesto y siempre he estado dispuesto a aceptar la realidad de otra relación con España, declaró Puigdemont en la entrevista con Le Soir, precisando que existen soluciones políticas que no sean la independencia de Cataluña.


¡Sigue siendo posible! Yo que he sido independentista toda mi vida, he estado trabajando 30 años para lograr otro encaje de Cataluña dentro de España. Sigo estando a favor de un acuerdo, dijo el líder secesionista.


Actualmente, ocho miembros del cesado gobierno de Puigdemont están en prisión provisional, y en los últimos días varios líderes secesionistas han tomado distancias respecto al proyecto de una rápida independencia.


 


LA SOMBRA DE LA MANIPULACIÓN RUSA


Desde Bruselas, el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, explicó ayer que en la reunión de cancilleres y ministros de Defensa de la Unión Europea (UE) en Bruselas se abordó el problema de la supuesta injerencia de medios rusos en el conflicto catalán, a través de informaciones falsas o sesgadas.


No nos consta formalmente que el Gobierno ruso esté detrás de esto, pero sí sabemos de dónde viene este tráfico (de información sobre Cataluña), que está vinculado con redes que tienen su sede o su punto de propagación en Rusia, expuso el Ministro al término de la reunión en Bruselas.


 


AFIRMA QUE SEPARATISTAS PIERDEN MÁS APOYOS 


Berlín | EFE


El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, está convencido de que los separatistas pierden apoyo en Cataluña y de que tras las elecciones autonómicas del 21 de diciembre llegará la calma y se vivirá una era de buena convivencia.


Estoy convencido de que los catalanes sacarán sus conclusiones a la hora de las elecciones, señala en una entrevista con el diario económico alemán Handelsblatt al recordar que, frente a las promesas de secesionismo, ese movimiento no ha conseguido ningún respaldo en Europa y más de 2.000 empresas han abandonado Cataluña.


Al ser preguntado por sondeos que sitúan a los independentistas en los niveles de las últimas elecciones, Rajoy apunta que las encuestas en tiempos turbulentos no son especialmente fiables  y afirma que no tiene un plan B.

Cada uno puede defender sus propias convicciones, cualesquiera que sean. Pero todos tenemos que respetar las leyes, de otro modo viviríamos como en el Salvaje Oeste, añade.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario