El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, propuso este viernes que el Servicio Militar Obligatorio se vincule con la labor social a través de un “ejército de voluntarios” que coadyuven en proyectos educativos y de otra índole a favor de las personas con discapacidad.

La autoridad afirmó que en el país urge una política de voluntariado para paliar las multiples contigencias que afectan al sector de los discapacitados. “Tenemos que armar un ejército de voluntarios para que puedan apoyar con el compromiso revolucionario a todas las personas con discapacidad para aliviar el peso que soporta cada una de las familias”, planteó.

Dijo que la fórmula práctica es vincular el Servicio Militar Obligatorio con un voluntariado para educar, explicar los derechos del sector y promover su incorporación a la sociedad.

Los jóvenes podrían servir un año y medio o dos años a las personas con discapacidad por supuesto, cumpliendo los requisitos básicos del servicio militar de tal suerte que tendríamos 5.000 jóvenes voluntarios que van a hacer un poquito del servicio militar, pero que van a hacer la mayor parte del trabajo social al lado de las personas con discapacidad”, explicó Quintana.

La propuesta surgió en el marco de la puesta en marcha del Programa de Educación Sociocomunitaria para personas con discapacidad, que consiste en la movilización de docentes para la enseñanza de niños y jóvenes con discapacidad en sus propios domicilios.

Nos falta un poquito de amplitud y de flexibilidad para generar alternativas al Servicio Militar Obligatorio, unos pueden inclusive hacer su servicio de compensación profesional, sicólogos, maestros. Esto no es un invento, ocurre en los países europeos, en algunos países en América Latina, apuntó.

Quintana calculó que unos 100.000 jóvenes, que no prestan su servicio militar, se sumarían a este proyecto que también reivindicará “el amor a la patria” y “al servicio al prójimo. (14/10/2016)

Fuente: La Razon