Este lunes, el Ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, realizó la inspección del inicio de actividades de perforación en el pozo exploratorio del megacampo Boyuy en el departamento de Tarija. “El día domingo se dio inicio a la perforación del pozo que nos abre una posibilidad muy grande, porque se estiman recursos de aproximadamente 3 trillones de pies cúbicos (TCF´s), con una inversión inicial de 120 millones de dólares y total del proyecto de más de 600 millones de dólares”.El Ministro hizo referencia al efecto de la Ley de Incentivos, ya que Repsol acelera proyectos para beneficiarse de los mejores precios contemplados en esa normativa. Con esta nueva formación se esperan pasar 3 trillones de pies cúbicos de reservas probables a probadas. Sánchez habló de un método de exploración “ultraeficiente” que, según palabras del ministro Sánchez, permitirá una rápida entrada en producción de los recursos extraídos, al existir las facilidades en superficie. “Respondiendo a la eficiencia, este pozo no necesita planta de producción porque usará la planta de San Alberto por la cercanía, donde será tratado ese gas y puesto rápidamente a la exportación y al mercado interno”, dijo. Las estimaciones iniciales esperan que se puedan incorporar entre 3 y 10 millones de metros cúbicos a la producción diaria, si bien la exploración del primer pozo tardará aproximadamente un año. En la perforación del pozo, se pretende llegar a 6.500 metros de profundidad para alcanzar tres arenas de la formación Huamampampa. El ministro expresó “mucha esperanza en este nuevo prospecto que podría ser otro gran descubrimiento como lo fue el campo Margarita y marca el inicio de una nueva historia”. “Boyuy es fruto de la  Ley de Incentivos, que atrajo recursos económicos en una coyuntura donde la inversión en hidrocarburos en el mundo es atípica. Lo que ayudó a Bolivia es la puesta en vigencia de una Ley que previó la caída del precio internacional del petróleo”.

Fuente: www.elpaisonline.com

Deja un comentario