Juan José mide un poco más de 1,80 metros y su porte infunde respeto. Serio ante los infractores y jovial cuando conversa, este joven de contextura robusta y parte del equipo de seguridad que salió ayer a las calles del centro cruceño para decomisar placas, tiempo atrás estuvo en la otra vereda.

Recordó que los funcionarios de Tráfico y Transporte, dependencia en la que trabaja desde hace poco más de cuatro meses, le retiraron la placa de su vehículo por estar mal estacionado. Aquella vez había quedado sin trabajo y tuvo que recurrir a sus amigos para pagar la multa.

“Pagué mi multa y los impuestos, pero desde aquella vez estoy con mis obligaciones al día”, comentó Juan José, que le pidió a la población respetar la norma, es decir, no estacionarse en las ocho manzanas que circundan a la plaza principal, el anillo cero, y así evitarse inconvenientes.

El primer día de los operativos de retiro de placas de los rodados que estacionan sus vehículos en esa zona prohibida entre las 7:00 y las 21:00, fue encabezado por el director de esta repartición municipal, Carlos Moreira. La acción no tropezó con mayores inconvenientes, salvo los insultos de algunas personas que la calificaron de abusiva e ilegal.
Precisamente, estos fueron los argumentos que usó Ernesto, el propietario de una vagoneta Toyota, que estaba estacionada a pocos metros del Banco Económico, en la calle Ingavi.

Su rodado, minutos antes de que los funcionarios municipales le retiren la placa, había sido observado como infractor. Una de las dos camionetas que lo vio, a través de los altavoces pidió que su propietario lo retire del lugar, indicando que caso contrario le decomisarían la placa y sería multado con Bs 828, o sea medio salario mínimo nacional.
Después de la advertencia, nuevamente los uniformados municipales pasaron por el lugar. La vagoneta seguía estacionada allí, como si la advertencia no hubiera surtido efecto.

Fue entonces que los encargados del retiro de las placas bajaron de la camioneta portando taladros de color naranja, que utilizaron para retirar de manera ágil los seguros de la placa delantera y trasera del rodado.
“No puede ser que hagan esto”, dijo molesto el hombre, mientras su esposa le gritaba a la gente de Tráfico y Transporte que solo actuaban de esa manera porque los medios de comunicación los acompañaban. Incluso, aseguró que si no hubieran cámaras fotográficas ni filmadoras en la acción, con (el pago de coima de) Bs 30 o Bs 100 se solucionaba el tema.

Pese a todo y al intento que hizo Ernesto de oponerse a que le retiren sus placas, la norma se cumplió y él deberá pagar los Bs 828 de la multa en cualquier oficina de la cooperativa Jesús Nazareno, a nombre de la cuenta única municipal. Si debe impuestos de su rodado también tiene que ponerse al día y las placas le serán repuestas en las oficinas del edificio Córdoba II, donde funciona Tráfico y Transporte.

Los parqueos

Así como hubo personas que se quejaron por el control municipal, también hubo quienes felicitaron el trabajo y aconsejaron a los hombres de chaleco amarillo, dirigir sus operativos a zonas caóticas como La Ramada o Los Pozos.

Incluso hubo gente como Rita Castillo, que pidió a la Alcaldía regular los cobros que hacen los dueños de los parqueos privados en el centro de la ciudad, ya que aseguró que ante el anuncio de estas acciones subieron sus tarifas, pero no dijo cuánto.

Los cuestionamientos
A las observaciones hechas por algunas personas a través de las redes sociales, el diputado del MAS Édgar Montaño, y el concejal por el mismo frente político, Tito Sanjinés, señalaron que pedirán que la Contraloría revise las cuentas municipales, ya que ven que la disposición de retirar placas, obedece a la necesidad de recaudar fondos que se habrían gastado en la campaña política pasada.

A esta observación Moreira fue tácito en señalar que nada de esto era cierto y que si se quisiera recaudar dinero, su trabajo solo se centraría en retirar las placas sin hacer la advertencia que precedió ayer a todos los decomisos.

Hasta las 18:00 de ayer desde Tráfico y Transporte se informó de que se había retirado 25 placas, de las cuales varias ya habían sido devueltas a sus propietarios previo pago de la multa en la cooperativa Jesús Nazareno.

De igual forma, se indicó que se desconocía el destino de los recursos que se generarán por estos cobros, ya que aseveraron que ellos cumplían una función técnica operativa y que el uso de estos pagos no era de su conocimiento.

Finalmente, reiteraron que los operativos serán sostenidos desde las 7:00 hasta las 21:00, como lo dispone la norma.

Fuente: Christian Peña / Lillo H. / El Deber

scz placas

Deja un comentario