Después de seis años, se retoma el proyecto de renovación de la red de agua y alcantarillado del casco viejo. El ministro de Medio Ambiente y Agua (MMAyA), Carlos Ortuño, anunció ayer que el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) presentó una nueva propuesta para el cambio. Sin embargo, el proyecto no incluye el alcantarillado.  

“Hace una semana, después de muchos pedidos, Semapa ha remitido el nuevo proyecto de renovación de la red de agua potable para el casco viejo. Estamos haciendo la revisión técnica y si cumple con los requisitos vamos a coadyuvar en conseguir los recursos para su ejecución”, dijo Ortuño.

Asimismo, admitió que el proyecto debería ser integral e incluir el cambio de la red de alcantarillado, pero que las autoridades y responsables no escucharon sus recomendaciones.  

La concejal Rocío Molina (MAS) resaltó la importancia de generar un proyecto integral que se propuso desde un inicio y que debería incluir el cambio de alcantarillado, red de agua potable y cableado cero.

“No se puede pensar en generar zanjas en la ciudad, sólo para agua potable, sin pensar en que también hay que renovar el proyecto de alcantarillado y otros, para solucionar de una vez todos los problemas que presenta la ciudad”, recalcó Molina.

El proyecto inicial de cambio de red de agua potable iba a cubrir la cooperación española en un 72 por ciento, mientras que el municipio aportaría un 28 por ciento. Además, tenía que ser ejecutado por la empresa  del Ministerio (Emagua).

Sin embargo, el 2016 se perdió el financiamiento de 46 millones de bolivianos, porque se presentó un nuevo proyecto que no contemplaba alcantarillado, por lo que no correspondía con la propuesta inicial.   

Empero, el municipio, aseguró que sólo fue un cambio de tecnología. Esta situación provocó que durante más de dos años se paralice el proyecto.

Mientras tanto, se tiene el dato que el 46 por ciento del líquido que entrega Semapa no llega a los domicilios por fugas en este sector de la ciudad, pues la red tiene más de 60 años.

 

AVANCES EN ADUCCIONES

El ministro de Medio Ambiente y Agua (MMAyA), Carlos Ortuño, mencionó que las construcciones de aducciones que permitirán distribuir agua de Misicuni al eje metropolitano están avanzando.

“La Gobernación se ha comprometido a que la segunda aducción que va hasta Quillacollo se va construir este año, para eso el Ministerio está contribuyendo con el diseño final y lo vamos a entregar en octubre”, añadió Ortuño.

Por otro lado, se prevé el almacenamiento de 70 millones de metros cúbicos en Misicuni para garantizar la dotación de agua en la ciudad, luego de la temporada de lluvias de este año.

“Por el momento se almacenaron 37 millones de metro cúbicos de agua en Misicuni, de los que 9 se podrán utilizar libremente y los demás se almacenarán para asegurar el agua en época seca”, indicó Ortuño. Además, explicó que aunque la dotación de agua se mantiene en 400 litros por segundo, una vez cumplidas las condiciones físicas por Semapa en sus redes de distribución, la capacidad podrá llegar hasta 1.000 litros por segundo.

Fuente: Los tiempos

Deja un comentario