<

p class=”MsoNoSpacing” style=”text-align: justify”>Este domingo, el  exsenador opositor Roger Pinto Molina se mantenía en gravísimo estado y debido a la inestabilidad de la presión arterial no fue trasladado a un hospital militar ni intervenido por los médicos que lo atienden en Hospital Base de Brasilia.

De acuerdo a un reporte médico al que accedió Erbol este domingo, Pinto reporta picos bajos de presión que obligó a suministrar  medicamentos más efectivos para mantener el funcionamiento del corazón.

Roger Pinto piloteaba un avión que se estrelló el sábado en el Aeroclub de Luziânia, ciudad del Entorno del Distrito Federal, poco después de despegar de la pista.

Cuando fue atendido por el Cuerpo de Bombero de Goiás estaba consciente y en el traslado al centro médico sufrió una parada cardiorespiratoria, de la que salió gracias a la oportuna intervención de los médicos.

Un diagnóstico preliminar identificó traumatismo craneal, trauma de cara, de abdomen que aún no fueron atendidos por las deficiencias del ritmo cardíaco.

Sus familiares y amigos se encuentran muy consternados por el estado de salud y esperan que la ciencia médica pueda mejorar el estado de salud del exsenador Roger Pinto, quien vive en Brasilia desde 2012, en calidad de refugiado, debido a la persecución política del gobierno de Evo Morales.

Fuente: Erbol

Deja un comentario